25 películas recomendadas por Axel Dworzak

Con motivo de celebración por haber llegado a los 100 mil seguidores en Instagram, en esta nota te voy a recomendar 25 películas de mi gusto personal.

“Saw” (2004)

Fue una de las primeras cintas de “terror” que vi durante mi infancia, y me dejó totalmente maravillado. Tanto el juego macabro que logra mantener la tensión durante todo el metraje, como así también el trasfondo tan interesante que plantea: ¿Es moralmente correcto?, ¿se lo merecen?, ¿hay que hacer justicia por mano propia?, y otras tantas preguntas que deja picando para que uno como espectador las tome y elija qué posición tomar.

Además, esta película fue la que me dio el puntapié a seguir una saga, a medida que se iba estrenando en cines, por primera vez. Aunque luego de la tercera entrega el nivel fue decayendo, la experiencia de ir a la sala con ganas de ver cómo continuaba esa historia era increíble.

“Scarface” (1983)

Dejando de lado algunas razones objetivas, y atendiéndome solamente a la subjetividad de mis gustos personales, estoy en condiciones de decir que es la película de narcotráfico y mafia por excelencia.

Esta fue la cinta que terminó de hacer que me enamore de la capacidad actoral de Al Pacino. Me llama mucho la atención lo bien trabajado que está el personaje de Tony Montana, tanto su curva narrativa como sus constantes contradicciones. Es un largometraje que nos dejó varias escenas icónicas y uno de los finales más sólidos del cine.

“Juego de Gemelas” (1998)

Estamos hablando de un clásico de Disney con todas las letras. Son incontables las veces que la pasaban en la televisión y, la agarrara por donde la agarrara, me quedaba hipnotizado viéndola. Es una “feel good movie”, que resiste el paso del tiempo y que apela a la nostalgia, con una gran labor (por partida doble) de Lindsay Lohan.

“Hachiko” (2009)

Es raro que llore con una película, pero ésta junta todos los factores necesarios para que lo haga.

Las tramas que incluyen perros y profundizan sobre la relación con sus dueños, me llegan mucho. El hecho de que ésta esté basada en una historia real, eleva todos los sentimientos y sensaciones a una proporción terrible.

“Gone Girl” (2014)

Es un thriller super atrapante, que toca temas muy interesantes como la violencia de género, las patologías psiquiátricas o la condena social. Tiene un tono muy oscuro, que siempre me logra atrapar, y unos giros de tuerca que lo vuelven realmente disfrutable durante el primer visionado.

“Forrest Gump” (1994)

Me sucede que con algunos clásicos no llego a conectar del todo, pero éste es una excepción. La vi sin estar enterado de la condición de “película memorable” que tiene en la cultura popular y, aún así, me di cuenta de que lo es.

En esta historia, a Tom Hanks le creo absolutamente todo, a pesar de que, la mitad de lo que se nos muestra, sea irrisorio y roce lo fantástico. La forma en que Tom aborda al personaje lo vuelve mágico y nos lleva a empatizar cada vez más con él. A pesar de que se siente como si viéramos mil historias en una sola película, no deja de ser homogénea y totalmente redonda.

“Me Before You” (2016)

Es una de mis cintas del género romántico favoritas. Transmite sensaciones muy lindas, aunque no deja de ser dura y real. Retrata a la perfección lo que es el amor verdadero y nos enseña a un personaje con una belleza interior inmensa, como lo es Louisa Clark. La historia te atrapa desde un principio, invitándote a reír y a llorar en partes iguales.

“The Truman Show” (1998)

Me animo a decir que es uno de los mejores trabajos de Jim Carrey. Es un actor ninguneado por algunos, pero cuando tuvo que demostrar que podía llegar a tonos dramáticos, lo hizo de forma sobresaliente.

Jim es uno de mis intérpretes preferidos, de esos que claramente nació para eso, y esta película parece haber sido escrita exclusivamente para él. Esta historia nos va a hacer reír como imaginamos, pero también se va a encargar de que nos llegue una crítica social muy severa. Ni hablar de la epicidad de su final, de esos que te dejan en silencio cuando termina la función.

“Inception” (2010)

Las películas que te dejan pensando siempre tienen un valor agregado, y esta obra de Nolan es una de ellas.

Me fascina todo lo relacionado al paso del tiempo, la influencia que tiene en nuestra vida y demás. Por eso mismo, esta cinta me dejó en un estado de shock. Toda la información que baja, el análisis y el enfoque que le podemos dar a lo que se nos muestra en la pantalla, es verdaderamente apasionante.

“Siete Almas” (2008)

Es un drama que vi durante mi infancia y que me marcó totalmente. Esa línea que baja sobre “darle un sentido a la muerte” me conectó con el personaje que interpreta Will Smith de gran manera. Es una de las recomendaciones que más me gusta hacer: muy emotiva y con un mensaje tremendo.

“El Laberinto del Fauno” (2006)

La palabra “magia” define a la perfección a esta película. Es genial cómo retrata a la inocencia y la revaloriza entre tanta maldad, durante épocas tan difíciles. Es un viaje en el tiempo hacia la infancia, con el que es imposible no empatizar y sentirse parte. Vale destacar la belleza de su fotografía, que la vuelve hipnótica y aún más disfrutable.

“Interstellar” (2014)

Es una de las cintas de ciencia ficción que más me impactan. El componente dramático hizo que me enfoque de lleno en ella y la haya vuelto mucho más redonda, a mi parecer.

Se adentra mucho en el valor del tiempo y la relación de éste para con nuestros seres queridos. Ese tema me llega un montón, sobre todo cuando es con la calidad y el cuidado que lo hace este filme. Es un título que agradezco mucho haber tenido la posibilidad de ver por primera vez en el cine.

“Rec” (2007)

Soy un fanático empedernido de las películas que transcurren en una sola locación, y ésta es una de mis favoritas.

Suelo conectar especialmente con los largometrajes españoles, no se si será por el idioma o por la esencia que poseen. El género del terror es uno de mis preferidos (cuando la obra sabe transmitir), y esta cinta genera miedo, tensión y asfixia. Es de los mejores títulos sobre zombies, pero luego se la desvalorizó un poco por sus pobres sucesoras: “Rec 2” y “Rec 3”. Las cuáles pierden toda la esencia que trae la primera.

“La Invitación” (2015)

A este thriller psicológico lo considero como un descubrimiento. Es de esos títulos que terminás viendo de casualidad y se convierten en tus preferidos.

Cumple con varios factores que me atraen demasiado: una sola locación, un ambiente oscuro, tensión, no saber qué va a pasar y giros de tuerca que te dejan en shock. Algunos la pueden considerar lenta, pero para mí tiene el ritmo perfecto que se necesita, para ser efectista en el momento cúlmine.

“Marley y Yo” (2008)

Esta comedia dramática es básicamente una puñalada por la espalda.

Aún recuerdo la primera vez que la vi. Venía disfrutando de una comedia familiar bien hecha, con todos los componentes necesarios para terminar de visionarla e irse a dormir feliz. Pero el final que todos conocemos no me lo veía venir y logró sacarme unas cuantas lágrimas, algo que valoro mucho en una película.

“Her” (2013)

Definitivamente, uno de los dramas románticos más diferentes que podemos encontrar. Podría parecer que solo trata las relaciones amorosas, pero este filme es un hermoso viaje a la introspección. Invita a dejar lo superficial de lado para enfocarse únicamente en los sentimientos. Tiene infinidad de frases para detenerse y analizarlas en profundidad.‬

“Léon: El Profesional” (1994)

Es el debut artístico de Natalie Portman y, me atrevo a decir, que nunca vi a una actriz de esa edad interpretar de tal manera, a un personaje tan complejo, como lo hace ella en esta cinta.

La historia tiene de todo: acción, comedia, drama, entre otros. La química entre Léon y Matilda es algo tan sincero y funcional que queda plasmado en la memoria de todos los que vimos este largometraje.

“Titanic” (2000)

Estamos hablando de un clásico con todas las letras, una oda al cine de blockbusters.

Me resulta impresionante lo plasmada que quedó esta película en la cultura popular. Todos la vieron, todos disfrutaron de su historia de amor y todos sufrieron con el final. Se adapta a todo tipo de espectador y tiene una pizca de todo lo que un filme necesita para triunfar. Así lo vemos reflejado en los números que consiguió en taquilla.

“Prisoners” (2013)

Se encuentra dentro de mi género favorito (thriller) y es uno de esos exponentes que me da orgullo ver.

Te desespera toda la situación que se está viviendo, empatizás con los protagonistas y necesitás que el caso se resuelva lo antes posible. Todo es muy enroscado e incomodo. El ambiente es muy turbulento y tiene un final recordable (si se ponen a pensar, esto no suele suceder).

“Whiplash” (2014)

Creo yo, que es la película del ámbito musical por excelencia.

Demuestra los límites más exagerados a los que puede llegar alguien obsesionado por la música. Es desquiciada, realista y cruel. Trata sobre la superación en su estado más puro. La banda sonora es un disfrute constante para el espectador.

“About Time” (2013)

Es una hermosa cinta romántica, con un toque fantasioso que la vuelve única.

Estamos ante otra obra que toca el tema del tiempo, la importancia de éste y cómo influye en nuestra relación con los demás. Es un romance muy divertido y ligero, pero tiene su toque dramático, que le da esa vuelta de rosca, haciéndola tan interesante y emotiva.

“It: Chapter One” (2017)

Esta película reivindicó el género y demostró que se pueden hacer largometrajes de terror con una trama interesante.

En una época donde pareciera que las cintas de horror no se pueden resolver de una forma que no sea estereotipada y predecible, esta remake demuestra lo contrario. Combina de gran forma, todo lo que es la ambientación de los 80s y la relación de los niños protagonistas con el horror. Se adentra en los miedos que tiene cada uno en la infancia, y eso ayuda a que nos identifiquemos con la historia.

“El Pianista” (2002)

Es uno de los largometrajes que más me impactó y me hizo sufrir.

Me parece una verdadera obra de arte, en todos sus aspectos: dirección, actuación, ambientación, trama, entre otros. Maneja los tiempos como se debe, mientras va contando una historia realmente triste, que impacta mucho. No me hizo llorar, pero fue peor que eso, me generó un frío horrible que recorrió todo mi cuerpo.

“The Shawshank Redemption” (1994)

Es una de las obras por las que amo el cine.

A mi gusto, la mejor adaptación de un libro de Stephen King (aunque sea extraño de que no estemos hablando de una historia de terror). Es un largometraje de excelencia, de esos que son realmente redondos y te enfrentan a plantearte tu realidad ante la vida: ¿Dónde estoy?, ¿hacia dónde voy?, y ¿quiénes me rodean?

“The Notebook” (2004)

Es verdadera, imperfecta y cruel. Un gran retrato del amor. Si me hablan de romance, me cuesta no pensar en este filme. Tiene momentos icónicos, una química entre sus protagonistas que traspasa la pantalla (que Ryan Gosling y Rachel McAdams fueran novios luego del rodaje, quizá explique eso) y una carga emotiva muy grande.