Actores que se metieron demasiado en su papel

A veces, no todo es interpretación.

Suele suceder que en ciertos momentos de rodaje los artistas se sientan cansados o estén tan pendientes de la escena, que a veces ni siquiera se dan cuenta que están en plena grabación. Son actores, pero también son personas. Y hay algunos que se han metido de lleno en sus papeles, tanto, que han confundido la interpretación con la realidad. Para fortuna de ellos, muchos de estos casos han salido bien y sus escenas fueron un éxito.

Leonardo DiCaprio

La popular figura de Hollywood ha protagonizado “Django Unchained”, una obra de Quentin Tarantino. Allí, dio vida a Calvin J. Candie. Durante la grabación de una escena, el intérprete se cortó la mano al golpear una copa. El set se vio aterrorizado ante ese hecho, pero Leo, lejos de atemorizarse como el resto, decidió improvisar algunos movimientos que le dieron el toque perfecto. El corte fue tan profundo que, al terminar de rodar, tuvo que ir corriendo a curarse ya que no aguantaba el dolor.

Jim Carrey

Uno de los títulos en los que apareció el intérprete fue “Man on the Moon”, exitosa cinta inspirada en la vida de Andy Kaufman, popular artista, actor y escritor estadounidense. Para meterse en el personaje, el protagonista decidió actuar como comediante a todas horas y tratar mal a la gente, a tal punto, que ha tenido varios pleitos por ello. Claramente, el papel lo había consumido

Christian Bale

El reconocido intérprete camaleónico logró meterse demasiado en su personaje al perder 30 kilos para encarnarlo; solamente comía una manzana y una lata de atún por día (250 calorías), además de que lo acompañaba con café y agua. Esto sucedió cuando protagonizó “El maquinista”, conocida película estrenada en 2004. Pero este cambio tan extremo en su dieta no fue tan bueno para su cuerpo, aunque fue supervisado por médicos y tomó multivitamínicos durante ese tiempo para poder “cuidar” de su salud.

Robert De Niro

El ejercicio actoral que hizo el protagonista de “Raging Bull”, para darle vida a Jake LaMotta, fue bastante intenso: desde aprender boxeo hasta vivir con la figura en cuestión para aprender cada movimiento. También decidió aumentar más de 30 kilos; desde producción pensaron en la idea de utilizar maquillaje y un traje para engordarlo, pero él prefirió hacerlo por de manera real y por su cuenta. El rodaje se paró y De Niro viajó por Europa para comer todo lo que quisiese y así poder engordar hasta llegar al peso “ideal”.

Shelley Duvall

La actriz de “El Resplandor” es muy conocida por haberse metido de lleno en su papel, a tal punto, que sufrió las consecuencias por ello. Sí, ha sido muy aplaudida por su trabajo. Lo hemos visto en pantalla y todos concordamos que fue espléndido… pero, para llegar a eso, tuvo que tolerar numerosos castigos por parte del director. Podemos confirmar que Kubrick fue quien estuvo a punto de hacerle perder la cabeza, porque la sometía a un estrés continuo para que pudiera adoptar la personalidad de su papel a la perfección.

Millie Bobby Brown

La estrella adolescente obtuvo su popularidad gracias a la serie de Netflix “Stranger Things”. Con ella, vivió numerosos momentos de felicidad y otros, de angustia total. Uno de los momentos más intensos que sufrió fue en la tercera temporada, cuando se enfrenta a Billy poco antes de su muerte. En el momento de la lucha contra él, Millie (Eleven) rompe en llanto y cae en los brazos de Finn Wolfhard (Mike), quien se da cuenta que la situación se salió del libreto y mira a su costado para buscar explicación alguna. Aun así, continúan con la escena. ¿Qué sucedió? Resulta que la intérprete había sufrido un colapso por cansancio, debido a que había tenido cuatro días de largas jornadas laborales, sumado a que el espacio era bastante caluroso.

Channing Tatum

El popular actor interpretó en “Foxcatcher” a Mark Schultz, ex peleador de artes marciales mixtas, ex luchador olímpico y ex atleta estadounidense que ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1984. Para dicha obra, hubo una escena en la que debía actuar con desesperación y enojo. Podemos ver a Tatum golpear repetidamente su cabeza con los puños, pero, llegó un momento en el que entró tanto en personaje que se lastimó contra el espejo tres veces (eso explica los cortes que vemos luego en su frente). En el guion, sólo debía pegarle al espejo.

Kate Siegel y Elizabeth Reaser

Las intérpretes de “The Haunting of Hill House” han protagonizado un momento que no estaba en el guion y que quedó genial para el corte final. Se trata de la escena del auto. Si bien estas mujeres sabían que Victoria Pedretti iba a aparecer, creían que todavía faltaba y no estaban preparadas mentalmente. La sorpresa llegó cuando menos se lo esperaban, y fue tanto el susto, que sus rostros atemorizados fueron ciento por ciento reales.

Halle Berry

Junto a Robert Downey Jr., la actriz protagonizó “Gothika”, una cinta de terror y suspenso estrenada en 2003. En uno de los momentos, durante un interrogatorio, el intérprete debía sostenerla con fuerza, pero lo hizo con tanta potencia que le rompió el brazo sin querer. Es por eso que los gritos de dolor de Berry fueron completamente genuinos, y por eso parecían tan verídicos que nos hacían sufrir cuando lo veíamos en pantalla (aún más ahora que sabemos este dato). La producción tuvo que detenerse por ocho semanas para su recuperación.