“Alien”: la historia secreta detrás del Xenomorfo original

Su primera versión es bastante… diferente del resultado final.

Alien Xenomorfo

Si te preguntamos cuál es la criatura más aterradora de la historia del cine, ¿qué figura se te viene a la cabeza? Entre todos tus recuerdos perturbadores, puede que el monstruo creado por Dan O’Bannon, Ronald Shusett, Carlo Rambaldi, H.R. Giger y el director Ridley Scott esté presente. Más, al momento de su concepción, el biológico extraterrestre parasitoide gozaba de una imagen sumamente distinta… pero igual de aterradora. No solo para los espectadores, sino también para el animal que se pretendía intervenir durante la producción de la película.

Originalmente, “Alien” iba a ser dirigida por Robert Aldrich (“Whatever Happened to Baby Jane”), quien tenía un plan extravagante para la formación del Xenomorfo: afeitar a un orangután entrenado y convertirlo en el villano principal. Durante una entrevista con Marc Maron en su podcast apodado WTF, el co-guionista del film Walter Hill reveló el inesperado relato que, lógicamente, pocos deseaban que salga a la luz.

“Él dijo, ‘tenemos que pensar en algo realmente único. No lo sé, solo en la parte superior de mi cabeza… puede que esto no sea una buena idea pero… tal vez podríamos conseguir, como, un orangután… y afeitarlo’”.

La propuesta fue rápidamente rechazada. Ridley ocupó el lugar de Aldrich y la criatura se terminó inspirando en avispas, reptiles y crustáceos de aguas profundas.

¿Hubieses preferido ver a un simio afeitado? Afortunadamente, las organizaciones de protección animal no debieron preocuparse por este proyecto. 20 títulos después, el Xenomorfo se convirtió en la principal identificación de la franquicia que, probablemente, no hubiese tenido el mismo éxito si lo que salía del cuerpo de Kane (John Hurt) fuese un primate bebé (o tal vez sí).

Si te gustan las cintas de “Alien”, te invitamos a conocer otras de las mejores sagas del cine y su orden para verlas.