Angelina Jolie tiene pruebas para denunciar a Brad Pitt por violencia doméstica

Continúa la lucha por la custodia de sus hijos.

Angelina Jolie Brad Pitt

A mediados de los 2000, Hollywood estalló en júbilo cuando Brangelina se alzó entre las parejas de mortales. Su relato apasionante dominó las revistas: el engaño hacia Jennifer Aniston, el hecho de que sean dos actores sumamente reconocidos, el amor que traspasó la pantalla en “Sr. y Sra. Smith”, ser figuras de belleza y generosas personalidades que aportan a organizaciones benéficas, con niños adoptados y un embarazo de mellizos… ¿hace falta aclarar más? El poderoso dúo tenía todas las características cinematográficas para convertirse en el objeto de consumo predilecto de la sociedad del espectáculo. Sin embargo, parece ser que aquel romance de película era en realidad un cuento de terror.

A casi cinco años de su separación, la situación acaba de empeorar. En medio de la disputa por la custodia y manutención de sus descendientes, Jolie presentó en el juzgado documentos que demostrarían actos de agresión por parte de Pitt contra la familia. Según informa, ella misma se ofreció a testificar ante el juez junto a los hijos menores del matrimonio. Previamente, el actor de “Once Upon a Time in Hollywood” ya había perdido el 50% de la batalla legal, que hasta ahora, mantuvo una imagen neutral (por medio de eCartelera).

En su defensa, los representantes legales del ganador del Óscar aseguraron que se trata de una estrategia para difamar su imagen. Por eso, fuentes sensacionalistas ya se encuentran en la búsqueda de cuál fue exactamente el punto de inflexión entre los acuerdos amistosos de paternidad compartida (pretendidos en 2019) y la distorsionada actualidad. Si analizamos el pasado, el episodio más fuerte que podemos hallar se dio cuando acusaron a Brad de abuso de menores por una disputa con su hijo mayor, Maddox, durante un viaje a Europa. Pero, tras ocho semanas de investigación, el Departamento de Servicios para Niños y Familias determinó que “no hubo contacto físico inapropiado entre padre e hijo”. Luego, sólo se observaron incómodas ocasiones en las que no coincidieron las partes, como cuando acordaron de pasar las vacaciones juntos de forma fallida, cuando el intérprete tuvo que pasar el día de navidad sin sus hijos adoptivos (es decir, solamente con Shiloh, Knox y Vivienne) o cuando Angelina quiso cambiar a las autoridades del caso por notar que tenían una estrecha relación con el equipo de su ex esposo (petición que fue denegada).

Definitivamente, esta acusación lleva la lucha hacia otro terreno. ¿Podría darse una situación similar al inicio de la batalla entre Johnny Depp y Amber Heard? Lo dudamos, pero si las pruebas que presentó la actriz son suficientes para demostrar que hubo violencia doméstica, tanto el caso como las carreras de ambos cambiarán para siempre.