“b”: la primera película protagonizada por un robot humanoide

El futuro llegará a la gran pantalla.

Muchos pensarán que cintas como “Tenet”, “Avatar” o la saga de “Avengers” marcan el avance de la tecnología en el cine. Y tienen razón, pero, en esta ocasión, una máquina con inteligencia artificial pasará a formar parte de la industria delante de las cámaras, marcando un paradigma en la historia de los grandes relatos.

Dentro del género de ciencia ficción, la cinta tendrá como imagen principal a Erica, una fembot (robot antropomorfo) que estará en manos de Bondit Capital Media, Happy Moon Productions y Ten Ten Global Media, marcas que prometen será un proyecto que dejará atónito al mundo. La protagonista tiene un valor de US$70 millones y fue creada por los científicos japoneses, Hiroshi Ishiguro y Kohei Ogawa. “En otros métodos de actuación, los actores involucran sus propias experiencias de vida en el papel. Pero Erica no las posee. Fue creada desde cero para desempeñar el trabajo. Tuvimos que simular sus movimientos y emociones a través de sesiones individuales, como controlar la velocidad de sus movimientos, hablar sobre sus sentimientos y entrenar el desarrollo del carácter y el lenguaje corporal”, comentó Khoze, guionista de “b” y productor de Life Entertainment, sobre el alabado invento (por medio de IndieWire).

Cabe destacar también, el hecho de que dicha máquina es inmune al coronavirus, algo que podría ser crucial en el contexto de una pandemia, que generó el retraso de miles de producciones cinematográficas por la salud general. Sin dudas, un punto a favor para ellos (y en contra para los intérpretes de carne y hueso).

En la actualidad, el ser humano se encuentra ante un dilema que se prevé desde hace años: la combinación de miedo e incertidumbre, junto con la ambición e ilusión por el avance tecnológico. Éste divide a la sociedad en varias gamas. Por un lado, se encuentran quienes rechazan con terror dicho progreso, por la posibilidad de que puedan llegar a reemplazar a las personas (y éstas, a su vez, tomar el papel de mascotas -como bien argumenta el autor inglés, Samuel Butler, y se puede apreciar en “WALL·E”-); pero, por otro lado, se encuentra aquel grupo que necesita y aspira con anhelo la llegada de un futuro utópico, donde todo será más fácil (gracias al aporte de los aparatos inteligentes), y se podrá convivir en una estética paz. ¿De qué lado se encontrarán los actores?

Etiquetas: