“Breakfast at Tiffany’s”: piden 20 millones de dólares a Paramount por un guion que nunca se desarrolló

La organización benéfica Truman Capote se encuentra en plena batalla legal por los derechos de la historia.

Breakfast at Tiffany’s

Estamos hablando de un clásico interpretado por Audrey Hepburn. ¿Quién no recuerda a la actriz con su elegante vestido negro, las perlas que rodeaban su cuello y la tiara en su cabello? Sin duda alguna, es una imagen icónica. Pero, detrás de la obra dirigida por Blake Edwards, se encuentra Truman Capote. Él fue quien escribió la historia en 1958, la cual fue adaptada a la gran pantalla en 1961. Tal parece ser que se realizó una adaptación para una nueva versión de la cinta, que circuló de forma interna pero que nunca llegó a realizarse.

Truman Capote Literary Trust es la entidad que se encarga de la gestión del patrimonio del escritor. Esta misma, es quien está detrás de una batalla legal por los derechos de la historia de “Breakfast at Tiffany’s”. Y como actualmente está en tendencia volver a hacer clásicos que en el pasado han tenido mucho éxito, parece que querían realizar un remake de esta película. Pero hay un acuerdo de por medio que firmaron el estudio y el fideicomiso de caridad en 1991… el causante de los problemas.

Según el medio The Hollywood Reporter, informa que el demandante había dicho que si no se rodaba un largometraje en un plazo determinado, la historia volvería a caer en manos de Truman Capote Literary Trust. Pero Paramount no recuerda haber firmado bajo ese acuerdo, y lo ha calificado de “inconcebible”. Es por esto que el caso se ha llevado al Tribunal Superior de Los Ángeles y a la Corte de California.

Pero el escándalo no termina allí, sino que ahora la organización benéfica ha incluido una petición de 20 millones de dólares a la compañía por un guion para rodar esta nueva versión que está basado en la historia de Capote; si bien no salió a la luz, el borrador dañó el valor de la propiedad intelectual. Mientras que, por el otro lado, Paramount reclama los derechos audiovisuales de la película para poder realizar una serie.

¿Y vos, de qué lado estás?