Christopher Nolan da polémicas declaraciones contra Warner

Debido a los estrenos de streaming en HBO.

christopher nolan

Uno de los cineastas más aclamados hasta el momento es el creador de “Tenet”, cinta que este año batalló contra el coronavirus y se estrenó igual, a pesar de que la mayoría de las producciones que tenían planeado lanzarse en este caótico 2020 decidieran posponer su fecha. El famoso director tiene muchos éxitos en su carrera, mucha experiencia en la industria. Por eso, sus palabras tienen peso. Durante este año ha dado su opinión sobre diferentes temas, como que no está de acuerdo con las decisiones que Hollywood está tomando, que celebra haber hecho “Batman” antes de que los superhéroes se convirtieran en un negocio y… en este caso, azotó a un servicio de streaming en especial.

Sabemos que su amor por las salas de proyección es enorme, por algo creyó oportuno lanzar su tan esperada cinta en medio de un mal momento para los cines. Aunque a pesar de eso, logró ser un éxito en taquilla. Pero lejos de alegrarse por ello, decidió arremeter contra la decisión de HBO Max de lanzar todas sus películas de manera simultánea en las salas y en su plataforma.

“Algunos de nuestros más grandes cineastas y más importantes estrellas de cine se fueron a la cama la noche anterior pensando que estaban trabajando para el mejor estudio de cine. Cuando despertaron, se encontraron con que estaban trabajando para el peor servicio de streaming”, fueron sus declaraciones al respecto. Tengamos en cuenta que, tanto Warner Bros. como DC y HBO, son parte del mismo grupo empresarial.

Sin duda alguna, sus polémicas opiniones han dejado mucho que pensar. Es entendible la furia de los trabajadores en la industria. Nos encontramos atravesando por una pandemia, por lo que hay una gran grieta entre los que están en contra del aislamiento social y los que están a favor. Hay quienes prefieren disfrutar de la comodidad de su casa, encerrados y sin riesgos de contraer el virus; mientras que otros, quieren volver a experimentar lo que es sentarse en una butaca y comer pochoclos, mientras se apagan las luces y empieza la proyección. En este caso, Warner ofrece una buena propuesta, pero que sólo favorece al público.