¿Cómo sustituyen las drogas en el cine?

A veces, es más fácil de lo que parece.

¿Cómo sustituyen las drogas en el cine?

En la industria cinematográfica, muchas veces suele suceder que hay escenas que incluyen la ingesta de bebidas alcohólicas o el consumo de sustancias ilícitas. Algunas están tan bien actuadas y se ven bastante creíbles, por lo que seguramente más de uno se ha preguntado cómo recrean las drogas en el cine. Para fortuna de aquellos que todavía tienen esa incógnita, hoy les traemos la verdad.

Alcohol

Si bien es legal, es poco probable que un intérprete realice una escena consumiendo una bebida real, debido a que deberían repetir las tomas una y otra vez, y eso complicaría las cosas. Por eso, para las cervezas se utilizan las sin alcohol. En cuanto a las bebidas blancas, se las intercambia por agua.

Tabaco

También es legal, y hasta hace poco se podía fumar frente a una cámara. Pero ahora las leyes cambiaron y se sustituyó por un cigarrillo de té.

Marihuana

Para esta droga que genera tanta controversia, debido a que hay quienes piensan que debería ser legal mientras que otros creen que no, se la recrea con una mezcla de hierbas que arden y se fuman tal como el cannabis.

Pastillas

Hay actores que muestran una píldora en una toma y, con un cambio de plano, se llevan la mano vacía a la boca. Pero, en el caso de sustituir esta droga sintética, se utilizan caramelos o pastillas reales decoradas como si fuese éxtasis.

Cocaína

Esta es una de las más peligrosas de consumir, como fue el caso de Jonah Hill, quien se intoxicó por utilizar vitamina B en el rodaje de “El Lobo de Wall Street”. Hubo muchas pruebas para conseguir la más parecida, como bicarbonato, azúcar y leche en polvo. Pero, lo que más se usa en los sets, es la ingerida por Hill.

Heroína

Sin duda, una de las más impresionantes de ver en cada película. Se la sustituye con bicarbonato, azúcar o leche en polvo, tal como la anterior. Pero… eso cuando está en la bolsa. En el caso de que esté ya en la jeringa, se suele utilizar una prótesis del brazo del actor, para así poder hacerlo más real.

Crack

Se la reemplaza por bicarbonato, mezclado con pegamento instantáneo.

Hongos

No es tan sencillo como comerse un champiñón, debido a que no se vería nada real. Cuando se debe utilizar esta droga, el equipo compra variedades de setas comestibles en Asia, aptos para cocina. Si bien se parecen, claramente, no causan el mismo efecto.

Metanfetamina

Con una fina placa de caramelo triturada, ya tenés tu propia droga de mentira. En lo preferible, hay que ponerle un colorante azul y quedará casi idéntico.

LSD

Esta es una de las más fáciles de recrear, puesto que se debe poner un papel o un cartón impreso con algún dibujo de colores. El resto, es magia del intérprete y de la posproducción.