Saltar al contenido

Crítica de “The Batman”: la más violenta y oscura de todas sus versiones cinematográficas

La película estará disponible para verse en la pantalla grande este 3 de marzo.

The Batman

Dirigida por Matt Reeves y protagonizada por Robert Pattinson, esta cinta generó muchas dudas cuando se reveló quién iba a ser el Caballero de la Noche. Al igual que sucedió con los anteriores Batman, Pattinson sufrió las críticas antes de poder mostrar su trabajo (especialmente, por estar fuertemente relacionado a su papel estrella, el de Edward Cullen en “Crepúsculo”).

Pero Pattinson es más que un vampiro romántico. Tal como decía el cineasta, en diálogo con Esquire: “Sabía que la gente que estaba emocionada era porque conocía el trabajo de Rob después de ‘Crepúsculo’. Y sabía que la gente que no estaba emocionada era porque no conocía el trabajo de Rob después de ‘Crepúsculo’”.

El protagonista deja en claro en la pantalla que ha trabajado con el personaje por mucho tiempo, y todo ese esfuerzo no ha sido en vano: Robert Pattinson pisa fuerte en el DCEU y logra ser un buen Batman. Oscuro, violento, traumado y detectivesco; algo diferente al resto de las entregas de este superhéroe.

“The Batman” funciona porque Reeves va directo al punto. Si bien son tres horas de metraje (sí, bastante), nada está puesto de relleno. En esta ocasión, no cuenta sobre los orígenes del superhéroe, sino que nos ubica dos años después de vigilar las calles de Gotham con el traje.

Esta entrega se centra en la lucha del héroe por encontrar pistas que lo lleven con el asesino que acecha a las figuras más importantes de la política (entre otros rubros), las cuales son atormentadas por El Acertijo, un villano que trata de desmantelar la corrupta red de funcionarios y personajes de alto nivel de la ciudad.

Además, el cineasta a cargo de la cinta no abusa de escenas explosivas, del humor negro, ni de los tonos coloridos; Reeves decide atenuar la exageración pop sin descuidar las escenas de acción o la tensión sexual con la poderosa Catwoman de Zoë Kravitz, una Selina Kyle que ha logrado deslumbrar por su naturalidad.

El resto de los personajes también se destacan, en especial El Acertijo de Paul Dano: novedoso, extremadamente violento y perturbador. Desde el principio al final, muestra su faceta más sádica y siniestra, como si fuera una bomba a punto de estallar.

Las relaciones entre Batman y el resto de los personajes también están muy bien trabajadas. Quizá, la participación que nos deja con sabor a poco es la de El Pingüino, personaje encarnado por un irreconocible Colin Farrell (¡Increíble personificación!). Pero, afortunadamente, habrá más de él en la serie spin-off que está preparando HBO Max.

En “The Batman”, claramente predomina la violencia, la seriedad y el poder detectivesco de uno de los superhéroes más queridos de DC Cómics. Es por eso que, definitivamente, vale la pena de ver en la pantalla grande.

Esta película llega a los cines argentinos el 3 de marzo (preestreno, el 2 de marzo) y a los de España, el 4 del mismo mes.