Curiosidades de “American Psycho”

La película, estrenada en los 2000, está basada en la novela de 1991 de Bret Easton Ellis. Con la dirección de Mary Harron y la actuación de Christian Bale, antes de convertirse en uno de los mejores Batman del cine, se volvió una película de culto. En este artículo te contamos información interesante sobre esta producción que tal vez desconocías.

Luego de una larga espera…

El productor Edward Pressman compró los derechos en los 90, después de la publicación de la novela original. A pesar de eso, en el medio hubo cambios de actores y guionistas, pasando también por varios directores. Por este motivo el largometraje tardó ocho años más en estrenarse.

Leonardo DiCaprio

Debido al éxito del protagonista de “Titanic” en dicha película, los productores pensaron al actor para el papel principal de la cinta. De hecho, le ofrecieron el personaje a espaldas de la directora y, cuando ella se enteró, rechazó hacerle una entrevista. “Obviamente creo que Leonardo DiCaprio es un gran artista, pero pensé que no era la elección correcta para el papel. Él tenía a sus espaldas ‘Titanic’ y pensé que no podía realizar el protagónico alguien con una base mundial de fans de niñas de 14 y 15 años”, dijo la cineasta.

Un plan brillante

Que Christian Bale encabece la película fue idea de la directora. Aunque fue algo cuestionado, ya que varios consideraban que no era un actor suficientemente conocido, pero a Mary Harron no le importó y pidió que Bale sea Patrick Bateman. De hecho, ella misma se contactó con él para ofrecerle el personaje: “Pensé que él era la elección correcta y creo que estaba en lo cierto”, declaró. 

Profesionalidad

Para meterse en personaje, Bale hizo la rutina de belleza diaria de Patrick Bateman: fue al dentista para tener perfecta su sonrisa y entrenó tres horas al día, seis veces a la semana, con un entrenador personal. Esto demostró su entrega al oficio y marcó el principio de los tantos cambios de cuerpo que tuvo en su carrera. Según la realizadora, se inspiró en Tom Cruise parar darle vida a Bateman. “Definitivamente fue todo un proceso”, comentó Mary Harron.

Prohibida para niños

Las secuencias de violencia no despertaron cuestionamiento, pero la escena de Bateman con dos prostitutas fue lo que casi la califica como una película para adultos. La censura estadounidense le sugirió a los productores que la sacaran y Mary Harron quitó 18 segundos que eran demasiado explícitos para que esto no ocurriera.