Curiosidades sobre Anne Hathaway

Al igual que Keanu Reeves, la actriz se destaca por su talento y por estar alejada de las polémicas del espectáculo. Sin dudas su belleza es una de las cosas por las que más brilla, junto con su elegancia. Y, si bien la recordamos por su icónico papel en Disney (“El Diario de la Princesa”), también participó en cintas muy populares como “Los Miserables”, “El Diablo Viste a la Moda” y “The Dark Knight Rises”. Ha ganado los premios más importantes, como el Óscar, el BAFTA y el SAG a Mejor Actriz de Reparto por su brutal actuación en la película musical adaptada de la obra de Victor Hugo. Como siempre, te traemos una lista con datos interesantes sobre las mejores personalidades de la industria del cine y, en este caso, vas a poder leer el de la famosa intérprete. ¡No te lo pierdas!

Otro camino

La historia de Anne iba a cambiar drásticamente si tomaba el rumbo que quería de joven: ser monja. Esto casi ocurre debido a que fue criada bajo un contexto católico y despertó su interés en la religión como estilo de vida. Pero terminó siguiendo los pasos de su madre y allí fue cuando decidió que quería ser actriz.

Recientemente, la artista confesó haber renunciado a sus creencias religiosas ya que su hermano Michael ha declarado que es gay y, ser homosexual no está dentro de las aceptaciones de la fe católica. Es por esto que prefirió quedarse del lado de su familia.

El Óscar

Uno de los grandes sueños de Hathaway era ganar el premio de La Academia. Hubo una vez que estuvo muy cerca de conseguirlo, cuando fue nominada en 2009 por su papel en “Rachel Getting Married”. Finalmente lo obtuvo gracias a “Los Miserables”, en 2013. Si bien apareció en pocas escenas, su enorme talento les fue suficiente a los directores para elegirla como Mejor Actriz de Reparto. Para encarnar a Fantine, tuvo que perder once kilos ¡en tan sólo 15 días!

Modelos a seguir

La actriz ha confesado en entrevistas que tiene inspiraciones en el cine y son, nada más ni nada menos que las grandes de Hollywood: Meryl Streep (“Mamma Mia!”), Judy Garland (“A Star is Born”) y Audrey Hepburn (“Breakfast at Tiffany’s”). Tuvo el honor de compartir pantalla con la primera, en “El Diablo Viste a la Moda”.

Comienzos

Siempre estuvo ligada a la actuación, ya que, como anteriormente mencionamos, su madre estaba relacionada con dicha carrera. Además, de pequeña tomaba clases extraescolares de teatro. Lo hizo hasta llegar a la universidad. Pero ella no creía que iba a trabajar en el cine, sino como camarera, para pagar sus estudios.

A sus 16 años, debutó en los escenarios como primera soprano del coro All Eastern US High School Honors, en el Carniege Hall (Broadway). Porque sí, también sabe cantar y bailar. Sin dudas, nació con el talento.

Su esposo

Conoció a Adam Shulman cuando él tenía novia, pero el enamoramiento entre ellos dos no empezó allí. Una vez dado el rompimiento, ella organizó una fiesta a modo de encuentro y terminaron enganchándose. Empezaron a salir en 2008 y, finalmente, se casaron en 2012. Además, ya tienen dos hijos juntos.

Harvard

Aunque se instruyó en la Universidad de Nueva York, en esta famosa institución privada de enseñanza superior -y en 2010-, se la ha nombrado como la Mujer del Año por su contribución al entretenimiento. El reconocimiento fue dado por The Hasty Pudding Theatricals, una sociedad estudiantil teatral de Harvard. Allí se hizo un desfile por Cambridge, para celebrar el premio, junto con una comida para homenajear a la actriz.

Una cara muy conocida

La artista lleva el mismo nombre y apellido que la esposa del escritor William Shakespeare. Increíble, ¿no? Más increíble aún es que su esposo tiene el rostro muy parecido al del dramaturgo, creador de Romeo y Julieta.

Etiquetas: