Curiosidades de “Gone Girl”

La cinta estrenada en 2014, con David Fincher bajo el mando y la protagonización de Ben Affleck, ha logrado obtener muchas críticas positivas y varios reconocimientos, como nominaciones a premios importantes. Su trama se centra en un hombre, el cual reporta a las autoridades que su esposa ha desaparecido misteriosamente. El problema es que, la presión por la policía y los medios de comunicación, hacen que esa relación feliz pase a convertirse en un problema para Nick, quien parece ser el principal sospechoso de la desaparición.

Hoy te traemos algunos datos interesantes sobre la adaptación de la novela, titulada con el mismo nombre, para que te adentres en esta intrigante producción.

Algunas diferencias

En el momento que se anunció que se iba a adaptar la historia a la pantalla grande, Gillian Flynn (la autora) contó a la prensa que iba a haber algunos datos diferentes respecto al libro. El escrito esta realizado en primera persona, pero el narrador va alternando en cada capítulo, ya que hay partes contadas por Nick y otras por el diario de Amy.

Reese Witherspoon

Leslie Dixon, la productora de la película, leyó el manuscrito de la novela en 2011, tiempo antes de ser publicada. Tuvo la brillante idea de llevárselo a la intérprete de “Legalmente Rubia”, quien se dio cuenta que tenía todo el potencial para convertirse en una adaptación cinematográfica. Las dos, junto a otros productores, colaboraron en conjunto para poder realizar esta versión y presentarla a los estudios. Es por eso que la actriz está acreditada como productora del filme.  

Antiguos compañeros

Trent Reznor es el líder de la banda Nine Inch Nails, quien fue convocado por el cineasta junto con Atticus Ross. Ellos compusieron el soundtrack original de la producción. Pero es interesante destacar a estos músicos, ya que habían trabajado anteriormente con Fincher para otros proyectos, siendo esta su tercera vez juntos. Los largometrajes anteriores fueron “The Social Network” y “The Girl With the Dragon Tattoo”.

Las prioridades de Ben Affleck

El actor supo que participar en un filme de David Fincher iba a ser algo muy importante para su carrera, por lo que decidió posponer el siguiente proyecto que tenía en su calendario, para poder trabajar con el cineasta. Según el intérprete, el realizador es “el único director que conozco que puede hacer el trabajo de todos los demás mejor que ellos”.

Una interesante apuesta

Durante el rodaje, Affleck creyó oportuno realizar una apuesta con uno de los miembros del equipo, sobre si el director es tan bueno como parece. Es por eso que hizo un cambio que muy pocos notarían, algo muy complicado de percibir: cambiar la configuración del lente de la cámara. Creyó que no lo iba a notar, pero en el momento que Fincher puso el ojo detrás de la cámara, preguntó por qué la imagen se veía un poco difusa.

Polémicas declaraciones

Tyler Perry es quien interpretó al abogado de Nick y cuando habló con la prensa, sobre cómo fue que aceptó su personaje, los admiradores de la producción y del director se quedaron en un completo shock. Confesó que ignoraba completamente la novela y a Fincher, por lo que, si hubiera sabido que se trataba de dicha producción, hubiese dicho que no. “Probablemente hubiera rechazado la oferta. Si hubiera sabido quién era David, si hubiera tenido conocimiento de sus películas o si hubiera sabido que el libro era tan popular, hubiera dicho que no. Mi agente lo sabía, por eso no me dijo nada sobre ellos hasta que firmé el contrato”.

Un cumpleaños curioso

Tanto Nick como Ben, cumplen años el 15 de agosto. ¿Coincidencia? No sólo eso, sino que el actor debutó con una cinta que tenía una trama muy similar a “Gone Girl”, la cual también está basada en un best seller y está en la categoría de thriller de misterio: “Gone Baby Gone”. ¡Hasta el título es muy parecido!

Preparación para su papel

El protagonista investigó y estudió a numerosos hombres que habían sido acusados de crímenes contra sus esposas. Eso demuestra lo profesional que es el intérprete, que no sólo le pone vida al personaje y se memoriza las líneas, sino que profundiza en cómo sería la vida de su papel. Además, lo curioso de todo esto es que le prestó mucha atención al caso de Scott Peterson, el acusado de asesinar a su mujer embarazada, en 2002, quien fue sentenciado a pena de muerte tres años más tarde.