Curiosidades de “Hombres de Negro”

La exitosa película que produjo Steven Spielberg y dirigió Barry Sonnenfeld, con Will Smith y Tommy Lee Jones como protagonistas, es una de esas que, aunque sean viejas, no las podés dejar de ver. Un hito en la ciencia ficción, siendo la tercera película más vista de 1997, mismo año en el que “Titanic” dominó la taquilla. La trama trata sobre agentes especiales que forman parte de la unidad secreta del Gobierno; ellos deben controlar a los alienígenas, los cuales son muy difíciles de distinguir debido a que conviven entre los ciudadanos. Hoy te traemos algunos datos interesantes sobre uno de los filmes pioneros en efectos especiales y maquillajes de criaturas.  

Will Smith

El actor fue elegido para el protagónico porque la mujer del director era admiradora de la serie “El Príncipe de Bel-Air”. La exitosa ficción, que comenzó en 1990 y terminó en 1996, estaba encabezada por el artista, y dicha producción lo lanzó al estrellato.

Rechazo

El protagonista estuvo a punto a rechazar el papel porque había terminado de grabar para “Independence Day” y no quería que lo encasillaran en cintas de extraterrestres. El propio Spielberg lo llamó por teléfono para hablar con él y hacerlo cambiar de opinión: “Me dijo que no usara mi cerebro, que utilizara el suyo, porque ese largometraje iba a ser un éxito impresionante”, contó el actor.

Aliens Conocidos

En la escena donde aparece el panel en el que se muestran a los extraterrestres establecidos en la Tierra, podemos ver a Sylvester Stallone, Danny DeVito, George Lucas, Steven Spielberg, entre otros.

Origen de la historia

Un cómic se publicó en 1990, en donde podemos ver el primer número de Men In Black, creado por Lowell Cunningham, con ilustraciones de Sandy Carruthers. Además, hay muchas teorías conspirativas al respecto, sobre si realmente existen. La realidad es que, tanto su versión literaria como la conspirativa son más oscuras que la que realizó el cineasta.

Tommy Lee Jones y Linda Fiorentino

El actor rechazó por lo mismo que Will Smith, ya que no le convencía el guion. Spielberg lo convenció al decirle que iban a mejorarlo, por lo que terminó aceptando.

En cuanto a la actriz, no le hicieron la propuesta como a los dos artistas anteriores, sino que consiguió su puesto luego de ganarle una partida de póker a Sonnenfeld. Además del papel, apostó que no haría ningún desnudo.

Vestimenta

Mary E. Vogt fue quien se encargó de esta parte, siendo también partícipe del diseño de vestuario de “Fantastic Four: Rise of the Silver Surfer” y “Hocus Pocus”. Para esta ocasión, eligió el clásico traje negro para los protagonistas, pero el accesorio estrella fue, sin dudas, las gafas. Las Ray-Ban fueron tan acertadas que los fanáticos quisieron tener -a toda costa- ese modelo, por lo que se dispararon las ventas en la empresa de lentes de sol.  

Rick Baker

Fue quien se encargó del diseño de maquillaje y efectos especiales. Tanto trabajo duro dio sus frutos, ya que ganó el Premio de la Academia a Mejor Maquillaje. Actualmente tiene el récord en esta categoría, por haber tenido once nominaciones y siete Óscars ganados. El artista ha logrado crear a la criatura animatrónica por ocho meses, pero el cineasta decidió descartarla para hacerla mediante CGI.

 Las cucarachas

Estos insectos parecían creados por tecnología, pero lamentamos decirte que no, que eran reales. Pertenecen a la familia de las cucarachas gigantes de Madagascar y, por si te lo preguntabas, no sufrieron ningún daño. Lo que Smith pisaba eran pequeñas bolsas con mostaza (de más está aclarar que la criatura gigante, que se ve en la foto, está creada mediante imagen generada por computadora).

Teorías conspirativas

Como mencionamos anteriormente, hay quienes creen que los Hombres de Negro existen. En los años cuarenta y cincuenta se creía en la existencia de los extraterrestres. Cuando una persona veía un Ovni, estos agentes del estado se encargaban de visitar a quien se había encontrado con estos seres, para que les diera información al respecto y lo amenazaban, así no contaba la verdad. Todo esto fue antes de que los cómics de Cunningham salieran a la luz, por lo que, cuando estas revistas se lanzaron, el público generó más inquietud y se apoyó en estas teorías que, hasta el momento, no tienen confirmación oficial.