Curiosidades de “Jojo Rabbit”

La sátira al nazismo de Taika Waititi le deja un mensaje importante al espectador. Esta cinta se convirtió una de las sorpresas de los Oscars 2020. Por eso, en esta nota te contamos algunos datos interesantes sobre la misma.

Basada en un libro

Esta producción está inspirada en la novela “El cielo enjaulado” (“Caging Skies”) de la escritora Christine Leunens. Waititi la leyó después de una conversación que tuvo con su madre. Así, surgió su idea de producir la historia y llevarla al cine. En los Óscars, ganó el premio a Mejor Guion Adaptado. “Gracias a mi madre por ser mi madre, y por haberme leído el libro que adapté hace tantos años”, dijo Waititi al recibirlo.

Multifacético

El director es quien interpreta al militar y dictador alemán. “Si hubiera sido una gran celebridad el que interpretase a Hitler, se hubiese quitado parte del alma de la historia sobre los niños. Creo que hubiese sido una distracción y hubiera sido utilizada después como una herramienta de marketing”, declaró Taika Waititi.

Complicada selección de reparto

Según el realizador, no fue fácil encontrar a un niño que interpretara a Jojo. Waititi y el equipo de casting visualizaron más de mil audiciones. Finalmente, Roman Griffin Davis, de 12 años, se quedó con el papel. “Yo fui a hacer una audición para otra película en Los Ángeles y fuimos a ver a los colegas de mi mamá, que es guionista. Recuerdo que me preguntaron si ya había hecho una audición para “Jojo Rabbit”. ¡Al principio pensé que era como una secuela de ‘Peter Rabbit’!”, contó el pequeño.

Locaciones

Casi toda la película fue filmada en ciudades y pueblos de República Checa, ya que Waititi consideraba que eran paisajes hermosos. Por otro lado, los interiores se construyeron en los estudios cinematográficos “Barrandov Studios”, en Praga.

Dejar una huella en el espectador

En la película, Waititi mezcla perfectamente el drama y el comentario social. Sin fomentar el odio, el director entrega un mensaje importante. La historia tiene la intención de reflexionar sobre el autoritarismo y los peligros del poder, enfocándose en valores como la aceptación, el amor y la esperanza.