Curiosidades de “La Naranja Mecánica”

No estamos hablando solamente de un clásico en el mundo cinematográfico, sino también en el literario. Una película que, en su época de estreno, ha marcado a la mayoría de su público. A pesar de haberse lanzado en 1971, sigue siendo de esas cintas que no podés dejar de ver. Perturbadora y un poco complicada de entender, esa es la obra que ha creado Stanley Kubrick en los setenta. No sólo es interesante lo que se ve en la pantalla, sino también sus secretos detrás de cámara.

Hechos reales

Sin dudas, la escena de la violación es una de las más impresionantes. Si bien, actualmente, este tipo de momentos siguen siendo impactantes, en aquel entonces era más difícil digerir imágenes tan fuertes. Por desgracia, esta parte está inspirada en un hecho verídico, vivido por el escritor de la novela: su esposa fue violada durante su embarazo, por un grupo de hombres, y terminó perdiendo a su hijo.

¿Dolor falso?

En la famosa escena de tortura, vemos al protagonista con las pinzas en los ojos. Para filmar esto, Malcolm estuvo bajo los efectos de la anestesia. Pero eso no significa que no haya sufrido, ya que igualmente terminó sintiendo todo lo que ves en pantalla. La realidad es que, ese instrumento es utilizado en pacientes que están acostados, pero el cineasta insistió en que la toma se haga con el personaje sentado. McDowell terminó con lesiones en la córnea -dejándolo ciego temporalmente- y no pudo durar mucho tiempo grabándola, por lo que la escena tuvo que ser más corta de lo que pretendía. Además, en cámara aparecía un médico real, quien debía humedecer sus ojos mientras sus párpados estaban enganchados, para que éstos no se sequen.

Espontaneidad

En los momentos más violentos del largometraje, vemos a Alex cantar Singing in the Rain. Esto fue improvisado por el actor, ya que el director sólo le pidió que baile, pero terminó entonando la única melodía que se le vino a la mente. Para poner esta escena, debieron adquirir los derechos de la canción.

Tu cara me suena

¿Te diste cuenta que Darth Vader aparece en el filme? David Prowse es el actor que interpretó a este villano en la trilogía original de “Star Wars”. Este artista formó parte del elenco, realizando el papel de Julian.

Escena final

Para que quede bien, se grabó 74 veces el mismo momento. Claramente, sabemos que Kubrick era un perfeccionista y se caracterizaba por realizar sus proyectos con mucha delicadeza, intentando que cada pieza encaje como un rompecabezas. Es por esto que la última parte, en donde los periodistas visitan a Alex en el hospital, fue grabada las veces necesarias hasta que quedara exactamente como quería.

The Rolling Stones

Su escritor, Anthony Burgess, le vendió los derechos de la historia a Mick Jagger por quinientos dólares, debido a que necesitaba el dinero. El líder de la banda quería ser el protagonista de la película, mientras que los demás integrantes serían sus drugos (colegas). Luego debieron vender los derechos, por problemas de censura y otros asuntos legales, por lo que esta idea quedó en la nada.

Nuevamente, en peligro

McDowell puso su vida en riesgo rodando esta cinta, no sólo con la lastimadura de córnea, sino también en otra escena. En el momento que unos policías sumergen a Alex bajo el agua, él estuvo a punto de ahogarse. Llevaba puesto un tanque de oxígeno que le permitía respirar, pero éste presentó algunas fallas, haciendo que el actor, por poco, vea la luz al final del túnel.

Como si fuera poco, al cineasta no le bastó con estos dos graves problemas que tuvo el protagonista. Cuando vemos las imágenes de DeLarge en el escenario, siendo humillado y pateado, pensamos que sólo es ficción, pero realmente sufrió fisuras de costillas debido a esto. El actor confesó haber odiado a Kubrick por todo lo sucedido, ya que hubo una cuarta parte del compilado de malos momentos: las serpientes eran el trauma de Malcolm, por lo que Stanley no tuvo mejor idea que sumar al animal al largometraje, siendo éste la mascota del protagonista. Sin dudas, un artista sumamente valiente y profesional.