Curiosidades de “Léon: El Profesional”

Te contamos algunos datos que quizás no conocías de este polémico film de 1994, protagonizado por Jean Reno, Gary Oldman y una niña desconocida para en aquel entonces, Natalie Portman.

Personaje reciclado

Luc Besson – director del film – trabajaba en la película francesa “Nikita” con Jean Reno, al ver que bien le quedaba el personaje de asesino en dicha cinta, se le ocurrió la historia de Léon. Incluso se apellida Montana como referencia a otro gran asesino de la historia (Tony Montana, el protagonista de “Scarface”). De esa manera, y sin saberlo, comenzó a crear al famoso sicario que más tarde se convertiría en un icono del cine. Este proceso le llevó únicamente 30 días para escribir el guión y tres meses para realizar la filmación. De hecho, para Besson este era solo un proyecto para entretenerse un rato de su verdadero objetivo, la producción de “El quinto elemento”.

La aparición de un verdadero criminal

Durante la grabación de la película, en una escena que se realizaría en la calle con patrullas y policías, un ladrón que acababa de robar una tienda apareció corriendo por el medio del set. Al ver a los uniformados, se entregó pensando que eran reales. Los actores y miembros del equipo de producción llamaron a emergencias. Esto se debió a que en aquella época no se conseguían permisos para filmar en espacios públicos, por lo que no se podían cortar las calles para su uso. Por ello es que no solo apareció un criminal en la cinta, sino también cientos de personas que al fondo se puede apreciar cómo miran las cámaras con intriga y confusión.

Una pequeña molestia

Gary Oldman es un increíble actor a quien no se le puede negar el lujo de improvisar. En este film, el intérprete pudo disfrutar de varios momentos en los cuales el guión dejaba de existir por un rato. Entre ellos, en la escena donde Norman Stansfield interroga al padre de Mathilda. En ella, su personaje comienza a acercarse inesperadamente a Michael Badalucco para olerlo, sin saber que el actor haría ello. Su cara de desagrado y la incomodidad que sintió fue real. Más tarde contaría que se sintió realmente intimidado por la situación.

El inicio de una estrella

Hoy en día, Natalie Portman logró una envidiable carrera como actriz y es reconocida como un referente de la época. Pero cuando se realizó “Léon: El Profesional”, era solo una niña de 11 años que asistía al casting realizado por Luc Besson de la mano de su madre y con el sueño de ser una exitosa artista. El director no tuvo reparos en poner a prueba a Portman, haciéndola pasar por distintos estados emocionales. Entre llantos y risas, así fue como se quedó con el papel de Mathilda.

Un poco de censura no viene mal

Besson en aquellos años era una figura que venía del cine francés, consumiendo a sus mayores referentes quienes no tenían problema en sexualizar a niñas y adolescentes. Lo que hoy en día sería sumamente criticado, para el director era esencial. Hasta quiso hacer una escena donde Leon veía accidentalmente a Mathilda bañándose. Los padres de Natalie rechazaron la idea, por lo que se tuvo que conformar con momentos como Mathilda y León siendo amantes. Por desgracia para el director, mas tarde la audiencia también rechazaría aquellas escenas, hasta tal punto que varias debieron cortarse para sus próximas proyecciones.

Que en paz descanse

Keith A. Glascoe, quien dio vida a Benny, uno de los miembros del equipo de Norman Stansfield, se unió al Departamento de Bomberos de Nueva York tras renunciar a su sueño de ser actor. Desafortunadamente, fue uno de los auxiliares presentes en el ataque a las torres gemelas ocurrido en 2001. Él y sus compañeros fallecieron cuando los edificios colapsaron.

Límites necesarios

Debido a un contrato que hicieron los preocupados padres de Natalie Portman y Luc Besson, la niña solo podría fumar en 5 escenas de toda la película.

¿Demasiado vieja?

Siguiendo con Mathilda, algo que pocos conocen es que la actriz Liv Tyler iba a interpretar al personaje, pero el director consideraba que se necesitaba a alguien más joven que una adolescente de 15 años. Por otro lado, Christina Ricci tampoco lo logró. Podría decirse que Portman superó a mas de 2000 actrices en el casting.

Basada en hechos reales

Existen ciertos rumores de que la historia de amor entre Léon y la niña es una recreación de la relación de Besson y Maïwenn, quien conoció al director cuando solo tenía 11 años y se casaron 4 años después, ella teniendo 15 y él 32 años.

La continuación que todos queríamos y nunca llegó

Luc Besson, durante años, fantaseo con la idea de realizar una secuela donde Mathilda siguiera los pasos de su asesino predilecto. Se esperaba que esto sucediera cuando Portman se convirtiera en una joven adulta, pero el director abandonó Gaumont Film Company y este se quedó con los derechos de “Leon: El profesional”. Besson jamás llegó a aceptar el enorme monto que le ofrecían para vender dichos derechos, por lo cual realizó el filme “Colombiana”, para que quede una idea aproximada de cómo él se imaginaba que sería la niña cuando sea mayor.