Curiosidades de “Mad Max: Fury Road”

Con Tom Hardy y Charlize Theron como protagonistas, podemos ver a la película ambientada en un futuro post-apocalíptico, del creador George Miller (quien también la produjo y coescribió). Obtuvo la nominación de diez premios Óscar en 2016, año en el cual dicha producción fue la que más premios tuvo, llevándose seis galardones. ¿De qué trata? Tierra desierta, en donde la gasolina y el agua casi ni existen; allí, Max se une a Imperator Furiosa para huir del líder de culto Inmortal y de su ejército. Hoy te traemos algunos datos interesantes sobre la cuarta parte de la saga que, en sus tres anteriores entregas, dio vida Mel Gibson.

Inspiración

El cineasta ideó la trama mientras trabajaba como médico de urgencias y atendía a quienes se accidentaban en incidentes de tráfico. El director no podía dejar de sorprenderse cada vez que debía asistir a las víctimas, ya que la mayoría de ellas se trataba de jóvenes que, además de encontrarse afectados por lo sucedido, solían alardear por haber estado involucrados en hechos donde había un saldo de heridos de gravedad o muertos. Miller creyó que sería una buena idea realizar un filme en donde se mostrase este problema.

Rentabilidad

Sabemos que sus tres anteriores entregas fueron muy bien recibidas por el público, y su cuarta parte no fue la excepción. El presupuesto fue de 150 millones de dólares, y su recaudación, de $378.436.354.

Producción

Se necesitó a cientos de artistas para crear el nuevo universo de “Mad Max”. Para ello, se dibujaron 3500 storyboards, se personalizaron y se crearon a mano 150 autos. Además, se manufacturaron miles de accesorios y piezas para el vestuario.

Color sí o no

Su creador tenía pensado en recurrir al blanco y negro para narrar su versión de la historia. Esto lo quería hacer para diferenciarse del resto de las películas post-apocalípticas, pero al final terminó decidiendo que haría todo lo contrario, y llenó de colores vivientes a sus escenas.

Utilización de tecnología

En esta cuarta entrega había tomas imposibles de rodar, por lo que, para eso se recurrió al Edge Arm, un brazo giratorio que es sostenido para poder grabar planos complicados. Además, tengamos en cuenta que para estas escenas, Hardy y Theron fueron sus propios dobles de acción.

Aunque hayan utilizado el recurso de la tecnología, más del 80% de los efectos del filme son reales, incluyendo maquillaje, acrobacias y explosiones. En cuanto al CGI, una de las pocas cosas que se hicieron con esto, fue el brazo de Imperator Furiosa, debido a que Charlize le rompió la nariz a Tom Hardy accidentalmente.

Editado por su mujer

Margaret Sixel fue quien trabajó en esta parte del proyecto. En 2012, cuando le preguntaron a Miller -en una entrevista- por qué había elegido a su esposa para dicho rol, respondió: “Ella nunca había cortado una cinta de acción antes. Si fuera editada por el tipo habitual de chicos, se vería como cualquier otra película de acción que veamos”. Pasó más de seis mil horas colectivas para la duración de 120 minutos del largometraje. En 2016, le llegó su merecido, al ganar el Premio de la Academia a la Mejor Edición, por su trabajo en “Mad Max”.

La escena del guitarrista

El músico australiano se llama Sean Hape y, el momento en el que brilló, no fue obra de FX. La guitarra pesaba sesenta kilos y realmente disparaba llamas. Un momento increíble de ver, ahora que sabemos la verdad.

Chaqueta del protagonista

La vestimenta que luce Hardy es una réplica exacta de la que utilizó Mel Gibson en la segunda y tercera parte de la trilogía en la que participó.