Curiosidades de “Saw”

Esta franquicia de suspenso y gore, distribuida por Lions Gate Entertainment, es una de las más conocidas en el género del terror.

Saw

Cuenta con ocho películas, todas muy populares. La obra creada por James Wan y escrita por Leigh Whannell comenzó en 2004 y, hasta el momento, su última se estrenó en 2017. La historia gira en torno a John Kramer, más conocido como Jigsaw, quien mata a sus víctimas y las pone en situaciones que, para él, son juegos o pruebas que pone en riesgo la vida de las personas, como torturas físicas y psicológicas. Si bien ha recibido críticas negativas, la mayoría fueron positivas, logrando ser un éxito en taquilla. Hoy te traemos datos interesantes de rodaje de una de las sagas más conocidas en el mundo cinematográfico.

Otro destino

En realidad, “Saw” comenzó siendo un corto. James Wan y Leigh Whannell presentaron el proyecto para filmar una producción audiovisual de menor tiempo que una película. Pero fue aprobado para ser realizado a manera de largometraje. Si esto no hubiese pasado, no se hubiese creado la franquicia que es hoy en día, ¿se lo imaginan?

Duración de rodaje

La primera entrega sólo tardó 18 días en filmarse. Fue un éxito en taquilla, recaudando 55 de millones de dólares, siendo que su presupuesto era cinco veces menor que esa cifra. Presentaron una historia sumamente interesante y terrorífica, algo diferente a lo que se venía haciendo, ya que lo que más se destacaba en el género eran entidades paranormales y asesinos que perseguían a sus víctimas portando una máscara.  

Lugar de filmación

En cuanto a su primera cinta -la más conocida-, la mayor parte de las escenas fueron grabadas en una bodega. Recordemos que la pionera de esta historia trata sobre Adam, un chico que se despierta en la oscuridad, en una bañera llena de agua. Allí se da cuenta que hay alguien más consigo, por lo que, cuando se encienden las luces, se encuentra con el doctor Gordon. Entre ellos, hay un hombre muerto. Ninguno de los dos sabe por qué está allí. Lo único que tienen es un casette con instrucciones para que el doctor mate a Adam, y tiene un tiempo de ocho horas para hacerlo.

Confusión de nombres

Mucha gente creía que el muñeco se llamaba Saw o Jigsaw, pero no. En realidad su nombre es Billy; nunca se lo menciona como tal en el filme, sólo en el guion. Recordemos que es un títere y uno de los protagonistas de esta franquicia. Es la cara visible de los eventos terroríficos, pero quien está detrás de él es John Kramer, más conocido como Jigsaw. Lo utiliza para comunicarse con las personas a las que secuestra. El muñeco sólo aparece a través de una televisión o en un triciclo.

Superación, año tras año

Luego de la popularidad que tuvo su primera película, decidieron ir a por más con su secuela. Hay una clara diferencia de presupuesto entre ambas, siendo que la primera contaba con 1.2 millones y la segunda, cuatro millones. Para realizar “Saw II” se necesitaron más de 120 mil agujas para llenar el hoyo que torturaría a Amanda y al resto de los personajes. También necesitaron cuatro personas y cuatro días para ponerle plástico y puntas de fibra óptica en las jeringas, para que no pincharan y fueran seguras a la hora de rodar. También le agregaron gelatina y agua al lugar, para que resulte más fácil moverse allí dentro.

El villano

Fue inspirado en las migrañas que el guionista -y coprotagonista de la primera entrega- sufría. Luego de un extenso análisis, se preguntó a sí mismo qué hacer o cómo reaccionar si le dijesen que tenía un tumor e iba a morir pronto. En vez de creer que iba a tener toda la vida por delante y que tenía que hacer buenas acciones, pensó que sólo tendría minutos y así fue cómo surgió la idea.

Shawnee Smith

La actriz que encarnaba a Amanda estaba embarazada de cuatro meses durante la filmación de la segunda parte de la saga. Pero decidió mantenerlo en secreto hasta finalizar la grabación por miedo a que la descartaran. Terminó confesándolo en la fase de post-producción.

El baño de “Saw III”

Esta escenografía, que aparece en la tercera entrega, puede que te resulte conocida. Y no, no es el de la primera parte, sino que es propiedad del set de rodaje de “Scary Movie 4”. Por supuesto que se realizaron cambios radicales para hacerlo más terrorífico, pero la realidad es que la sátira lo creó inspirándose en la pionera de la saga.

La parte tres

El rodaje de esta producción se hizo en 28 días, aumentando el presupuesto de las anteriores a 10 millones. Además, todas las escenas se filmaron en orden cronológico y sin tener el guion completo, por lo que muchas de ellas fueron improvisadas. El libreto original tenía un orden distinto, ya que el momento en el que Donny se encuentra en el baño en realidad iba a estar en la mitad de la película, pero decidieron colocarla al comienzo para retomar la historia de su anterior entrega.

Referencias

En todas las películas hay un homenaje al director italiano de terror, Dario Argento. Por ejemplo, los guantes negros que están presentes en todos los filmes de esta saga, como así también la marioneta pintada del largometraje “Rojo Profundo” (producto del cineasta mencionado anteriormente, estrenado en 1975).

El oso de peluche

El muñeco que lleva Hoffman en “Saw IV” era el mismo que estaba junto a la bomba de la trampa de Troy en la anterior película. Corbett también tenía uno similar cuando se la ve en la habitación, por lo que se cree que fue Hoffman quien la encerró y le dio el oso de peluche.

Las trampas

Según su director, algunas de las tácticas para torturar a las víctimas que aparecen en las producciones, son recopilaciones de sus pesadillas. En cuanto a la trampa llamada El Péndulo, de la quinta cinta, estuvo inspirada en el cuento de Edgar Allan Poe: Pozo y Péndulo.

Líder de Linkin Park

El cantante de la famosa banda de rock alternativo, apareció en la saga. Chester Bennington (fallecido en 2017) participó en la séptima entrega de “El Juego del Miedo” y le dieron el papel gracias a Mark Burg, uno de los productores que era vecino suyo. Además, el artista había confesado que era un gran admirador de la historia.

“Saw VIII”

Fue la primera de esta saga en ser dirigida por más de una persona, ya que estuvo a cargo de Peter y Michael, los gemelos Spierig. Además, en un principio se iba a llamar “Saw: Legacy”, pero terminaron cambiándole el título, siguiendo a las anteriores.

Cambio de directores

La primera parte estuvo dirigida por James Wan, pero luego le dejó el mando de sus secuelas a Darren Lynn Bousman. Para su quinta entrega, hubo un cambio y se eligió a David Hackl, quien fue el diseñador de producción de las anteriores. En cuanto a la sexta y séptima, quien tomó las riendas del proyecto fue Kevin Greutert. Ya la octava cinta de la franquicia, estuvo bajo las órdenes de los hermanos Spierig.

El noveno filme, que tiene fecha de estreno para el 21 de mayo de 2021, volverá a tener a Darren Lynn Bousman en la silla de director.

Etiquetas: