Curiosidades de “Sr. y Sra. Smith”

Conocida por ser la culpable del famoso término Brangelina” (que hace referencia a la relación entre Brad Pitt y Angelina Jolie), este clásico del 2005 -dirigido por Doug Liman- presenta una historia sumamente entretenida, que se volvió indispensable de ver debido al auge que rodeó a sus protagonistas y su amor que traspasó la pantalla. Los actores se divorciaron años después, pero su relato prevalecerá en la industria y por ello, te contamos algunos detalles para que puedas seguir viviendo lo que fue una de las parejas más importantes de Hollywood.

Casualmente similar

El principal motivo, que llevó a la intérprete a aceptar su papel en la cinta, fue el guion. Escrito por Simon Kinberg, con la participación de Carrie Fisher, éste presentaba la imagen de una mujer seria y cerrada, con quien la artista se vio identificada, y la idea de una pareja que intentaría asesinarse por la falta de confianza, algo que le recordó a sus anteriores relaciones (con Jonny Lee Miller y Billy Bob Thornton), las cuales son de público conocimiento que fueron… complicadas. 

“Creo que la película deja el perfecto mensaje, de que las personas casadas deben tomarse el tiempo para volver a descubrirse entre sí”, comentó Jolie

Madre soltera

Además del escándalo ocasionado, porque Brad terminó su matrimonio con Jennifer Aniston por haberse enamorado de Angelina, otro dato que caracteriza a los protagonistas son los niños que adoptaron tiempo después, aunque las bendiciones no comenzaron a llegar a partir de su relación. Dos años antes de iniciar el rodaje, la actriz ya había iniciado su familia, con la integración de su hijo Maddox, a quien adoptó en Camboya. Durante el rodaje, la pequeña unidad doméstica vivió en una granja en Buckinghamshire, Reino Unido. Ésta contaba con una habitación repleta de cuchillos, por lo que, cuando no estaba trabajando o ejerciendo la maternidad, Angie se tomaba su tiempo para practicar tiro deportivo. Lo cual fue de gran ayuda para interpretar a Jane Smith.

¿Podes imaginarlo?

Originalmente, Johnny Depp y Nicole Kidman iban a ser los seleccionados para dar vida al señor y la señora Smith. Ambos rechazaron el trabajo para realizar otros proyectos. Es curioso pensar que, de haber aceptado la oportunidad, Brangelina probablemente no hubiese existido. Nosotros no podemos visualizar la película con otras caras, pero estamos seguros de que Jennifer Aniston lo habrá soñado alguna vez.

Una casa con sorpresas

El hogar en el que convive la misteriosa pareja Smith fue diseñado por Victor Zolfo, a quien elogiaron por su sofisticado estilo a la hora de realizar interiores (que incluyan escondites para las armas y los cuchillos).

La novela que se vivió durante el rodaje

A lo largo de la fase crucial de producción del film, ocurrió una situación similar a lo que se ve en las tiras de televisión. Cuando Pitt y Jolie se enamoraron, todo el drama invadió el set y llegó hasta la casa del productor, Arnon Milchan, quien tuvo que alojar a Brad luego de que su mujer lo echase tras confesarle su amorío. Mientras el actor vivía una situación agridulce, Angie comentaba con suma tranquilidad en las entrevistas que no tenía muchas similitudes con la co-estrella, pero que solía enamorarse de sus compañeros de trabajo. 

Como si aquello no fuera suficiente, el equipo de postproducción debió quitar a los paparazzis que aparecían en el film, debido a que en Hollywood ya se había corrido la voz del nuevo romance que vibraba en el ambiente, y su presencia abundó en cada escena grabada en el exterior.

Gran éxito

Este film no solo se convirtió en un producto imprescindible de la cultura pop, por la historia de Brangelina, sino que también logró un gran numero en la taquilla, recaudando más de $478 millones a nivel internacional (cuatro veces su presupuesto). Por su parte, el feliz dúo recibió 20 millones cada uno por su trabajo. Aunque, teniendo en cuenta que sus vidas privadas llenó varias salas de cine, deberían haberles ofrecido más, ¿no?

La influencia de ¿Alfred Hitchcock?

En un comienzo, se planteó la idea de que el proyecto fuese una nueva versión de “Matrimonio Original”, realizada por el reconocido director en 1941. Pero, tras sopesarlo un tiempo, decidieron omitir el posible remake y crear un nuevo guion.

Un poco de censura

Con el objetivo de que la cinta fuese aprobada como PG-13 (que un menor puede asistir al cine acompañado de un adulto), se cortó una escena de sexo un tanto explícita entre los protagonistas. Por suerte, el maravilloso mundo de internet todo lo tiene, por lo que puedes ver aquel momento haciendo click aquí.