Curiosidades de “Stand by Me”

Una noche, al famoso Stephen King se le ocurrió escribir una de sus mayores aventuras: cuando pasó 48 horas buscando un cadáver con sus mejores amigos. Cuatro años después, el relato se adaptó a la gran pantalla, convirtiéndose en el inolvidable éxito dirigido por Rob Reiner. Te dejamos algunos datos sobre el icónico film de los 80s, basado en el adorable recuerdo del maestro del terror.

Definitivamente, sí

¿Sabías que el verdadero nombre de la historia es “The Body”? Este es uno de los cuentos que formó parte de la colección lanzada en 1982, “Different Seasons”. A diferencia de sus otras obras, esta se destacó por establecer un tono dramático por encima del miedo. Para la película, la ambientación cambió de Maine a Oregon, el año de 1960 a 1959, y el título se sustituyó por la canción de Ben E. King, bajo decisión de Reiner debido a la presión de Columbia Pictures.

Problemático grupo de amigos

El director realmente tuvo un verano complicado, puesto que él se convirtió en la figura paterna de un equipo que vivía portándose mal durante sus tiempos libres. Por ejemplo, en su hotel, Wheaton manipuló las máquinas recreativas para que pudieran jugarse gratis, sin insertar monedas. Feldman reveló que él y Phoenix fumaban marihuana, y a su vez, este último perdió su virginidad con una amiga de la familia (teniendo 15 años).

El fatídico verano de River Phoenix

Durante la filmación del largometraje, el joven actor pasó por varias experiencias. Además de lo mencionado anteriormente, interpretar a Chris Chambers significó para él un incontrolable remolino de emociones. En una ocasión, incluso debió intervenir el realizador para contenerlo porque el intérprete no podía parar de llorar, tras recordar un momento en que un adulto lo decepcionó para rodar la escena en la que su personaje habló sobre lo inútil que se sentía. Según dijo, de no ser por su familia, sus vivencias fuera y dentro de la pantalla hubiesen hecho que necesite la ayuda de un psiquiatra.

La polémica con Coca-cola

Tan solo dos días antes de iniciar el rodaje, la compañía de gaseosas compró Embassy Pictures, productora original de la cinta, y anunció que no planeaban financiar “Stand by Me”. Por suerte, apareció la leyenda de la televisión, Norman Lear, quien había trabajado con el director durante años en “All in the Family”. Él creía que el proyecto era lo suficientemente bueno como para aceptar personalmente pagar el presupuesto de 8 millones de dólares.

El perfecto proceso de elección

Durante el verano de 1985, Reiner llevó al grupo de chicos a un hotel para realizar ejercicios de teatro, basados en Viola Spolin Improvisation. El objetivo era que desarrollen una confianza genuina entre ellos y, de paso, poder apreciar sus personalidades, de manera que éstas se ajusten a sus roles. De aquella forma, Wil Wheaton (entonces 12), River Phoenix (14), Corey Feldman (13) y Jerry O’Connell (11) se ganaron sus papeles.

“Yo era un nerd, tímido e incómodo en mi propia piel, y muy, muy sensible. River era genial, realmente inteligente y apasionado e, incluso a esa edad, lo veíamos como una figura paterna. Por otro lado, Jerry era una de las personas más divertidas que había visto en mi vida y Corey estaba increíblemente enojado y con una cantidad inmensa de dolor, tenía una relación absolutamente terrible con sus padres”, comentó Wil en 2011.

Clásico recurso

Al igual que hizo Andy Muschietti con el grupo de los perdedores en “IT”, el cineasta tampoco dejó que las jóvenes estrellas vean el cuerpo muerto de Ray Brower hasta el momento de filmar la escena. Como sucedió con la primera aparición de Bill Skarsgård caracterizado como Pennywise, la idea era obtener la reacción más auténtica posible por parte de los niños. Objetivo que ambos directores consiguieron.

Pequeño incidente

En una ocasión, el elenco y su equipo asistieron a un festival que se estaba realizando cerca de una de las locaciones. Mientras estaban allí, compraron unos dulces, sin saber que eran de marihuana. Más tarde, miembros del rodaje encontraron a Jerry O’Connell llorando tras haber probado algunos.

Pérdida de paciencia

Los jóvenes actores nunca estuvieron realmente en peligro de ser atropellados por un tren, gracias al uso de una lente de cámara de compresión de imagen de 600 mm. Debido a esto, Vern y Gordie no se veían lo suficientemente asustados en la escena, lo que significó que tuvieron que realizar múltiples tomas empujando un pesado equipo por las vías del tren. Tras varias horas, Reiner perdió los estribos y les gritó a los chicos que estaban “jodiendo todo” y amenazando las vidas de los presentes. Después de eso, resultó sencillo terminar de grabar.

100% real

Antes del rodaje de la escena de las sanguijuelas, el equipo de producción desenterró un estanque para ser utilizado como pantano. Luego, se llenó con agua y se dejó por un tiempo. Cuando llegó el momento de filmar, el pozo estaba lleno de musgo y podía verse la presencia de aquellos seres, que de ficticios no tenían nada.

La impresión de Stephen King

Luego de que el cineasta y el autor vieran el producto terminado en una función privada, este último debió excusarse por 15 minutos. Al volver, afirmó que era la primera vez que una de sus historias se filmaba con éxito. King incluso aplaudió a Reiner por cambiar la trama, para que Gordie tome el arma en lugar de Chris (deseando haber pensado en eso en primer lugar).