Curiosidades sobre Will Smith

Con el tiempo, el famoso actor de 51 años ha logrado ser parte de la historia de Hollywood, como una de las figuras más queridas. Con algunos premios en su trayectoria, un patrimonio de aproximadamente 280 millones de dólares y películas que van desde el más profundo drama hasta las mejores comedias, no tenemos dudas de que su personalidad dejará una marca en el corazón de la industria, y en el de miles de fanáticos. Por ello, les dejamos algunos datos interesantes sobre el inolvidable intérprete del príncipe del rap.

Un hombre, dos amores

Quienes han seguido la carrera de Will saben que, además de ser actor, es rapero. Su camino en el ámbito musical inició, incluso, mucho antes. A los 12 años le gustaba cantar en las calles sobre los dramas que afrontaba en su vida, con la diferencia -que llamó la atención de muchos-, de que no usaba insultos. Eventualmente, el interés hacia su persona comenzó a aparecer. El reconocimiento por sus dotes como cantante le valió un Grammy en 1988 (el cual compartió con el DJ Jazzy). Pero su pasión por la actuación siempre estuvo presente en paralelo y, cuando el mundo de la música se hacía cada vez más difícil, apareció su primer papel como una salvación. Smith consiguió el protagónico en “El Príncipe del Rap”, sitcom donde pudo desplegar tanto su voz como carisma, de tal manera que, sin darse cuenta, sería el programa que en el futuro le permitiría avanzar hacia la gran pantalla.

Una amante que decidió no ocultar

Además de su amor por la música y la actuación, el actor es un profesional del cubo Rubik. Su habilidad con el peculiar rompecabezas es algo que posee desde pequeño y que siempre presumió. A pesar de que decidió dedicarse al cine y la televisión, Smith continúa practicando diariamente, siendo su mejor tiempo 55 segundos.

Al borde de la muerte

Por suerte, el protagonista de “Proyecto Géminis” decidió que su camino era delante de una cámara, pero no sin antes pasar por una terrible experiencia: “Durante la primera parte de mi carrera musical, firmamos nuestro primer acuerdo con un gángster que más tarde trató de dispararnos”, contó Will. “Era un mafioso poco conocido, pero las balas eran de verdad… Cuando nos alejábamos, baleó al coche cinco o seis veces. Era bastante aterrador, pero no piensas en eso mientras sucede, sólo tratas de escapar. Él nos habría matado si hubiera podido apuntar mejor”, recordó el actor.

De la comedia a la acción

Gracias al éxito que tuvo la serie en Estados Unidos, con su carismática interpretación, Will logró su primer papel en el cine 1995. Su aparición en “Bad Boys” fue el inicio del actor en el género, ya que, al ver lo bien que le fue al film, decidió darle prioridad a otros papeles, que lo alejaron de su figura de comediante, para convertirlo en un héroe de puños y armas. Estas cintas, al tener más reconocimiento a nivel mundial, comenzaron a formar la popularidad con la que hoy en día convive naturalmente.

Su mayor error

Tal fue el reconocimiento de Smith en el mundo de las películas de acción que, en algún momento de los 90s, le ofrecieron el papel de un joven llamado Neo, para un extraño film que estaba en proceso de realización, titulado “Matrix”. El actor consideró que no iba a tener éxito y prefirió hacer “Wild Wild West”. ¿Alguno se acuerda de esa cinta? Nosotros tampoco. Pero el protagónico que rechazó, sin dudas, marcó un paradigma en el cine y en el género de ciencia ficción, pasando a ser una de las trilogías más importantes en la historia de la gran pantalla.

Efecto mariposa

De haber aceptado aquel papel, le hubiese sacado a Keanu Reeves la clave de su éxito. Y aquel no sería el único cambio en el futuro qué sucedería, si las elecciones de Will hubiesen sido otras. En 2005 fue considerado para “Sr. y Sra. Smith”, film en el que Brad Pitt y Angelina Jolie se conocieron e iniciaron su historia de amor, la cual terminó con la relación que tenía el actor con Jennifer Aniston, y le dio a la pareja seis hijos. Qué locura sería ese universo paralelo, donde Will Smith impida todo aquello.

Una cifra dice más que mil palabras

Todos sabemos que “Matrix” no fue el único error de su carrera. Su ambición por los números, a la hora de chequear qué tan bien le fue a un proyecto en la taquilla, hizo que su calidad, al elegir papeles y dónde invertir el dinero, se desvirtúe un poco. Pero su carismática personalidad y el amor que le tienen a nivel internacional, además de algunas películas que son realmente excelentes, predominan por encima de sus malas elecciones. Además, ¿quién negaría $ 6.5 mil billones que se recaudaron con sus films?

Familia popular

Fue cuestión de tiempo para que el actor conozca al amor de su vida, Jade Pinkett, con quien se casó en 1997, cuando su carrera estaba en pleno ascenso. Sus hijos, Jaden Christopher Syre Smith y Willow Camille Reign Smith no tardaron en llegar. En la actualidad, en parte gracias a las redes sociales, Will y su esposa forman parte de la lista de las parejas favoritas de Hollywood (y también, de las que, por ahora, lograron durar más tiempo).

Además, la relación con su hijo Jaden también fue primicia reiteradas veces, por haber realizado juntos “En busca de la felicidad”, uno de los papeles más importantes en su filmografía, y “Después de la Tierra”.

Un profesional 

Aunque no lo parezca, el actor es fanático de los idiomas, siendo su mejor área el español. Smith puede hablarlo perfectamente y, le da tanto uso en su casa, que incluso terminó enseñándoles a sus hijos y esposa, para que puedan comprenderlo y comunicarse con él.

Interesante petición

El actor y  Barack Obama no solo se llevan bien, sino que también, el ex presidente ha revelado que mantuvieron conversaciones sobre realizar un film que sea sobre su vida, y que le gustaría que su papel lo interprete Smith.

El secreto de la salsa

Desde fuera, se puede percibir que su forma de ser, es claramente su mejor virtud. Solo para confirmarlo, algunas personas que trabajan con él argumentaron que es un placer, por la diversión, buena vibra y actitud positiva que trae al set. El actor dijo en una ocasión: “Dame un problema, y yo te daré una solución. Simplemente amo estar vivo. Y ese es un sentimiento que no se puede disimular. Soy feliz, todos y cada uno de los días. Incluso, creo que hasta las cámaras perciben que soy un hombre muy alegre”.

Etiquetas: