Curiosidades sobre “El Joven Manos de Tijera”

Este clásico de los noventa, que conquistó el corazón de todos los fanáticos de Tim Burton, está protagonizado por Johnny Depp y Winona Ryder. La historia nos cuenta sobre un inventor que crea a Edward, un humano casi completo. El problema es que su creador fallece, dejando al joven solo, en un castillo, y con tijeras metálicas como manos; esto lo ayuda a convertirse en una celebridad local, gracias a sus increíbles habilidades.

Uno de los proyectos más destacados del cineasta, el cual cuenta con secretos de rodaje que no te podés perder. ¡Acá abajo te lo contamos!

Personaje principal

El director lo creó junto con la guionista, Caroline Thompson. Se inspiraron en un perro que fue de ella. La escritora comentó que Depp captó a su mascota perfectamente: “Estaba tan ridículamente presente que, si hubiera tenido la habilidad fisiológica, habría hablado. Si examinas a Edward, esa es la forma en la que es. Es este can que se comporta como ‘¿Qué necesitas? Aquí estoy’. Él es básicamente un individuo no verbal. Es un hermoso perro de ojos desorbitados”, expresó.

Filmación

La grabación se llevó a cabo en el vecindario real en Lutz, un pueblo en Florida. No fue una elección al azar: Burton lo escogió porque tenía un parecido bastante grande con Burbank, zona donde vivió en su infancia. Allí, rentaron veinte casas en una vía sin salida y, las personas que vivían allí, fueron invitadas a quedarse unos días en hoteles o a participar como extras.

Casting

En cuanto a la selección para el papel protagónico, se tuvo en cuenta a Tom Cruise, Michael Jackson y Jim Carrey. Estos participaron del proceso, pero Tim prefirió a Johnny. Era la primera vez que iban a trabajar juntos y, como ya sabemos, posteriormente esta dupla se repetiría varias veces, para participar en exitosos largometrajes.

Un extra bastante conocido

Nick Carter, integrante de Backstreet Boys, hizo el casting para poder actuar como extra. El cantante aparece en la escena donde Peg y el protagonista conducen por el vecindario.

Tiempo de vestuario

Para prepararse, a Depp le tomaba unas cuatro horas por día de filmación.

Inseguridad

El actor tenía ciertas dudas sobre si su personaje iba a caer bien en el mundo cinematográfico. Tenía miedo de que las críticas fueran malas, y hasta llegó a creer que podía ser uno de sus últimos protagónicos. “Todavía tengo el traje de cuero y las manos. Al menos tengo algo en que apoyarme si las cosas no funcionan. Tal vez pueda hacer fiestas de cumpleaños en McDonald’s, como Edward”, bromeó en una entrevista.