Curiosidades sobre “El Lobo de Wall Street”

Esta famosa cinta está dirigida por Martin Scorsese y protagonizada por Leonardo DiCaprio, dos personalidades muy reconocidas y admiradas en el mundo de Hollywood. Allí vemos la vida de Jordan Belfort, un joven corredor de bolsa, quien funda la compañía Stratton Oakmont, y que “gracias” a esto, los excesos y la corrupción comienzan a salir a flote. Esta película, con numerosos premios y nominaciones, también tiene secretos del detrás de cámara que seguramente no conocés, por lo que hoy te los vamos a contar.

Basada en hechos reales

Esta interesante historia de vida está inspirada en el real Jordan Belfort, quien trabajaba exactamente de lo mismo y le sucedió lo que al protagonista del filme: lavado de dinero, manipulación en el mercado de valores y demás delitos. Estuvo 22 meses en prisión y actualmente es orador motivacional. Además, algo que seguramente no te diste cuenta, es que aparece en la última escena del largometraje.

Cocaína para grabar

A la hora de filmar las escenas de consumo de drogas, los actores deben consumir de un polvo blanco. ¡Pero no es lo que te imaginás! Lo que realmente se utiliza es Vitamina B molida. Esto es lo que aspiraban los artistas en la cinta, aunque les generaba un poco de incomodidad en la nariz pero a su vez les daba energía para seguir actuando. Sólo hubo un caso de intoxicación, que fue el de Jonah Hill, por haber consumido demasiada Vitamina B en el rodaje.

Fuera del libreto

En la mítica escena, donde vemos a Matthew McConaughey haciendo el golpe en el pecho mientras tararea una canción, está realmente fuera de guión. Se trata de un ritual que usa el actor para comenzar una escena. Un día DiCaprio vio lo que estaba haciendo y le gustó tanto que lo convenció para que lo utilice en uno de los momentos de la película. Tan equivocado no estaba, porque estamos hablando de una de las imágenes más recordadas y épicas de este filme.

Incómodo momento

Margot Robbie tenía que darle una cachetada a Leo en una de las escenas y, accidentalmente, lo hizo con más fuerza de la que debía. Cuando esto sucedió, hubo un silencio rotundo en el set pero luego de unos segundos se escuchó una carcajada, que provenía de todo el equipo de producción. Igualmente, la actriz no sabía dónde meterse ya que tenía miedo de que el protagonista pensara que lo había hecho a propósito, cuando la realidad era que se había dejado llevar por la situación. Ella le pidió disculpas y él le pidió que lo volviera a hacer.

La escena más odiada por Margot

Se trata del momento en el que ella y el intérprete de Belfort se encuentran semi desnudos. Antes del rodaje, tuvo que tomar tres shots de tequila y comentó que no le hacen gracia las películas que contienen este tipo de escenas.

Otro gran director

Steven Spielberg visitó el set de rodaje y se pasó un día entero ayudando. En la escena donde aparece Steve Madden (Jake Hoffman) y da un discurso, el cineasta co-dirigió el momento para aconsejar a los actores, como así también para mejorar los ángulos de enfoque.

Para ponerse en la piel

DiCaprio tuvo que trabajar con el real Jordan, para poder encarnar a este corredor de bolsa. Él le explicó cómo era su personalidad, cómo se comportaba con las drogas y cómo fue su enfrentamiento con Danny Porush (personaje hecho por Jonah Hill).

Además, el actor confesó que estaba obsesionado con realizar este papel desde que había leído su libro, en el año 2007. Allí fue cuando quiso convertir esta historia en un filme, pero tuvo una gran discusión con otro artista muy importante: Brad Pitt. Así es, su más reciente compañero de “Once Upon a Time in Hollywood” también estaba interesado en realizar esta producción, pero DiCaprio pudo ganar esta batalla gracias al monto de dinero que puso, que fue de 1 millón de dólares.