Curiosidades sobre Robert De Niro

Una de las personalidades más conocidas en el mundo del cine. Es actor, director y productor. Además, tiene un talento innato, por el cual fue premiado a dos Óscars. Sin dudas, es uno de los artistas más grandes de los últimos tiempos. Participó en obras muy populares como “Taxi Driver”, “El Padrino: Parte II”, “Casino”, “Buenos Muchachos”, “El Irlandés”, entre muchas más. Pero no está encasillado en un solo género, sino que también ha estado involucrado en cintas de drama y comedia (¡y la interpretación es igual de buena que en las anteriores mencionadas!). Es por eso que hoy te traemos algunos datos interesantes sobre uno de los más importantes en el séptimo arte.

Talento desde la cuna

Robert De Niro de pequeño, junto a su padre.

Es hijo de artistas: su padre, un pintor expresionista abstracto, escultor y poeta. Su madre, también pintora. Claramente, el arte corre por sus venas. Pero la personalidad que vemos en la pantalla no era la misma que tenía de pequeño, ya que era un niño muy tímido e introvertido.

Sus comienzos

Empezó a estudiar actuación desde pequeño, pero a los 16 años ya se dio cuenta que iba a dedicarse profesionalmente, por lo que comenzó a actuar en el teatro. Para perfeccionarse, tomó la decisión de ir al Actors Studio, donde tomaron clases muchas personalidades muy conocidas como James Baldwin, Marlon Brando, Dustin Hoffman, Sean Penn, entre otros.

Finalmente, luego de tanto intento, obtuvo su primer trabajo como extra en 1965, en una película francesa. Pero su primer papel importante se lo ganó en “The Wedding Party”, una cinta de Brian De Palma. A sus 30 años realizó una obra de Martin Scorsese, “Calles Salvajes”, donde consiguió reconocimiento profesional y, partir de allí, despegó su fama.

El Óscar

Este galardón lo obtuvo gracias a “El Padrino: Parte II”. Recordemos que interpretó a Vito Corleone de joven, uno de los personajes protagonistas de esta historia. Lo vemos realizar un papel que presenta emociones intestables, con tendencias sociopáticas. Un dato curioso es que, tanto Marlon Brando como él, consiguieron este premio por el mismo personaje (en su primera y segunda entrega).

Tiempo más tarde, le llegó su segundo round, al ganarlo por “Toro Salvaje”.

En toda su carrera obtuvo seis nominaciones de la Academia (sin contar las anteriormente mencionadas) por su participación en los siguientes títulos: “Taxi Driver”, “El Francotirador”, “Despertares”, “Cabo de Miedo”, “El Lado Bueno de las Cosas” y “El Irlandés”.

Es zurdo

Tiene la tendencia natural de utilizar el lado izquierdo de su cuerpo, pero cuando debe interpretar a un personaje que es diestro, realiza las actividades que sean necesarias con la mano derecha. Eso demuestra que es un excelente profesional, al punto de cambiar por completo su forma de ser y de hacer las cosas.

El momento de encarnar a un personaje

Cuando obtuvo el papel de Jake LaMotta en “Toro Salvaje”, tuvo que realizar una dieta bastante estricta, no para bajar sino para aumentar 27 kilos. Además, aprendió a boxear. Y se adentró tanto en el personaje que, en la grabación de una escena, accidentalmente le rompió una costilla a Joe Pesci mientras tenían que pelear.

Para “El Padrino: Parte II”, se mudó a Sicilia, donde estuvo viviendo cuatro meses para poder aprender el dialecto siciliano y así poder interpretar a la perfección a Don Vito Corleone. Esto lo hizo porque, parte de sus diálogos, eran en dicha lengua italiana.

En todas sus cintas tuvo algún que otro detalle profesional como estos, para poder ahondar en su papel y que la actuación no fuera tan superficial: para “New York, New York” aprendió a tocar el saxofón; en “Los Intocables” se hizo entradas en el pelo para interpretar a Al Capone; y trabajó como taxista por cuatro semanas con el fin de comprender su personaje en “Taxi Driver”.

Vida privada

Se casó tres veces: con Diahnne Abbott, mujer con quien tiene un hijo e hija. También con Toukie Smith, la modelo con quien tiene dos gemelos (uno de ellos siguió los pasos de su padre y el otro, es agente inmobiliario). Y por último, con Grace Hightower, una azafata más joven que él, con quien también tuvo un niño.

Negocios

El famoso actor no sólo recorre el camino de lo artístico, sino también el empresarial. Es dueño de un restaurante en San Francisco, llamado Rubicon, propiedad que comparte con Francis Ford Coppola y el fallecido artista, Robin Williams. No sólo eso, sino que también posee otro local de comidas llamado Nobu, el cual forma parte de su cadena de hoteles que tiene junto con dos socios.

Etiquetas: