Curiosidades sobre Ryan Reynolds

Los datos más interesantes sobre su vida y carrera.

Ryan Reynolds

Todos conocemos su nombre, los personajes que ha interpretado a lo largo de su existencia y quién es su encantadora pareja… Pero… ¿qué más sabemos sobre él? Es uno de los intérpretes más bellos, talentosos y sumamente graciosos, tiene mucho más para contar de su vida. Por eso, hoy te traemos algunos detalles importantes para que lo conozcas en profundidad.

Sus raíces

Nacido en Canadá, Ryan es hijo de Jim (un boxeador semi-profesional y vendedor de alimentos al por mayor) y Tammy (una vendedora). Además, es el menor de cuatro hermanos (de los cuales, dos son policías).

Estudios

Se graduó en el año 1994, en un instituto de Vancouver llamado Kitsilano Scondary School. Luego de terminar la secundaria, acudió al Kwantlen College, pero sus planes eran otros, por ende decidió abandonar la carrera.

Primeros trabajos

Antes de convertirse en una reconocida estrella, uno de sus primeros oficios fue trabajar en un supermercado.  

Un símbolo sexual

En 2010, se le otorgó el título del hombre más sexy del año, según la revista People.

El amor antes de Blake

Si bien ahora sabemos que está felizmente casado con la intérprete de “Gossip Girl”, anteriormente tuvo otras propuestas románticas fallidas. La más conocida fue Scarlett Johansson, que fue su esposa por tres años; se trató de una relación bastante privada, de la cual nunca se obtuvo mucha relación, hasta el momento en el que se divorciaron.

Pero además de Johansson, el actor estuvo involucrado amorosamente con Alanis Morisette, Melisa Hart, Kirsten Johnston, Sandra Bullock y Charlize Theron.

Un miedo irreparable

El intérprete ha confesado que tiene miedo a volar. ¿El motivo? Una mala experiencia con un paracaídas. En entrevista con Jimmy Fallon, reveló en 2013: “Estoy en mi decimotercer salto, número 13, de la suerte. Mi paracaídas se abrió y lo que sucedió… las bandas se rompieron y la cosa se abrió de forma vertical. Así que fue una especie de aleteo en el viento, y realmente no me frenó en absoluto. Sólo me hizo girar fuera de control y casi me dejó inconsciente”.

Y si bien tenía un paracaídas de respaldo a mano, el miedo a tirar del cordón era enorme. “Estaba aterrorizado de alejarme, de romper y tirar mi paracaídas de reserva, porque en mi estúpida mente de 19 años pensé: ‘Entonces no me quedarán más paracaídas’, pero afortunadamente recobré el sentido”, agregó. Pero, una vez que tocó el piso, le agarró un ataque de pánico; debido a esto, volar se ha convertido en una pesadilla para él.

¿Conocías algunos de estos datos?

Etiquetas: