Curiosidades sobre Stanley Kubrick

Si de mentes brillantes hablamos, en el rubro cinematográfico este cineasta fue un claro ejemplo de ello.

Dueño de obras sumamente exitosas, como “The Shining”, “2001: A Space Odyssey”, “La Naranja Mecánica”, “Lolita”, “Full Metal Jacket”, entre muchas más. Es un ícono del séptimo arte, tanto los espectadores como la crítica profesional admiran los trabajos que ha hecho, poniéndolo en un pedestal, junto con Martin Scorsese, Quentin Tarantino, Steven Spielberg, Alfred Hitchcock, Francis Ford Coppola, Roman Polanski y otros realizadores. Ya hace 21 años que ha dejado este mundo, a causa de un ataque cardíaco, a sus 70 años. Es por eso que, para recordarlo, te traemos algunos datos interesantes sobre su vida que seguramente no conocías.

“El Resplandor”

Sin dudas, una de sus obras más preciadas. Esta película ha tenido la aceptación del público, la cual sigue viéndose en la actualidad y no pasa de moda. Pero el problema con esta cinta es que no está del todo adaptada a la historia literaria de Stephen King, por lo que el escritor manifestó que la versión del director no le gustó para nada: “Había admirado a Kubrick durante mucho tiempo y tenía grandes expectativas para el proyecto, pero quedé profundamente decepcionado con el resultado final. Jack Nicholson, aunque es un buen actor, estaba mal para el papel. Su último gran trabajo había sido ‘Atrapado Sin Salida’, y entre eso y la sonrisa maníaca, el público lo identificó automáticamente como un loco desde la primera escena. Pero el libro trata sobre el descenso gradual de Jack Torrance a la locura, a través de la influencia maligna de Overlook. Si el tipo está loco desde el principio, entonces toda la tragedia de su caída se desperdicia”, confesó.

Si querés saber más sobre este largometraje, te invitamos a que leas sus curiosidades.

Fanatismo

Ha confesado que le gustaban los trabajos de Woody Allen, siendo una de sus cintas preferidas la de “Dos Extraños Amantes”. Estrenada en 1977, la obra del cineasta de lentes se centra en un comediante y una cantante, quienes comienzan a tener problemas en su relación por sus diferentes puntos de vista. Además, ha considerado al realizador neoyorquino para el papel principal de “Eyes Wide Shut”, filme que finalmente tuvo a Nicole Kidman y Tom Cruise como protagonistas.  

Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb

El cineasta se interesó por plasmar la guerra de nuclear en la gran pantalla. Para realizar este thriller, se sumergió profundamente en el tema y leyó la novela dramática Red Alert, creada por el ex oficial de la Royal Air Force, Peter George. Decidió que iba a adaptar esa historia y se la presentó a Columbia Pictures, que le dio el visto bueno para que el proyecto vea la luz. Es por eso que el realizador comenzó a escribir el guion y, en el proceso, se dio cuenta de que todo tenía un tono cómico. Así fue cuando creyó oportuno crear una obra que tuviera ese toque divertido, por lo que cambió de género a comedia negra.

Mentiroso

Stanley le tendió una trampa al actor George C. Scott, quien encarnó al general Buck Turgidson en el filme mencionado recientemente. Esto lo hizo a fin de tener tomas divertidas sobre él. El intérprete tenía dudas sobre su personaje, porque creía que lo iba a interpretar demasiado grande. El cineasta aprovechó la oportunidad y le dijo que hiciera actuaciones más desestructuradas, que solamente eran para un ejercicio y que no se utilizarían para el corte final. El actor confió en quien estaba al mando, pero la realidad fue que terminaron saliendo sus tomas más locas, y luego de ver eso, se sintió completamente traicionado, además de confesar que nunca más trabajaría con Kubrick.

La Naranja Mecánica

Lo mejor que sabía hacer el realizador era encontrar historias sumamente interesantes y adaptarlas a la perfección. Este también fue el caso de A Clockwork Orange, una obra del escritor británico Anthony Burgess. Fue una de las cintas que más polémica ha causado y, sin embargo, estuvo nominada a numerosos premios -como el Óscar-.

El co-guionista de “Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb” le mostró una copia del escrito durante el set de rodaje y allí fue cuando se encontró con la ópera prima, que luego fue uno de sus mejores trabajos cinematográficos. Pero la realidad es que, en un principio, a Kubrick no le agradó mucho el libro por el lenguaje que utilizaban, ya que está destinado al público adolescente ruso. Pero luego cambió de opinión y terminó adaptándola.

Si querés saber más sobre este largometraje, te dejamos sus curiosidades.

Trabajador las 24 horas del día

Su pasión por el cine era tanta que las reuniones de trabajo con sus colaboradores podían llegar a durar todo un día entero. Y si surgía alguna duda o idea en horarios que no suelen ser laborales, como la madrugada, llamaba a los integrantes de su equipo para que trabajasen en ella.

“2001: Odisea del Espacio”

Para esta historia también se basó en un libro, pero esta vez, creado por Arthur C. Clarke (El Centinela), quien lo ayudó en el guion. Para prepararse en el tema, se vio todas las películas japonesas que existían de monstruos en el espacio y leyó sobre literatura de ciencia ficción. También necesitó la ayuda del astrofísico Carl Sagan, para poder representar la forma de vida extraterrestre. “Argumenté que el número de eventos individualmente improbables en la historia evolutiva del hombre era tan grande que, es probable que nada evolucione nuevamente como nosotros en cualquier parte del universo. Sugerí que, cualquier representación explícita de un ser extraterrestre avanzado, tenía que tener al menos un elemento de falsedad al respecto y que la mejor solución sería sugerir, en lugar de mostrar de forma explícita a los extraterrestres”, contó Sagan sobre ello en su libro La Conexión Cósmica: Una Perspectiva Extraterrestre.

Si querés saber más sobre este filme, te invitamos a que leas sus curiosidades.

Eyes Wide Shut

Luego del fallecimiento del cineasta, se cambió una escena de esta película y se trata de la parte de la orgía, donde los cuerpos se alteraron digitalmente para que se pudiera lanzar la cinta con una clasificación R, en lugar de NC-17.

Obsesionado con los detalles

Estuvo en el Record Guinness con la cinta mencionada anteriormente. ¿Por qué? Su rodaje debía durar cien días y el número terminó siendo de 400. El problema fue que grabó las tomas que fueron necesarias hasta conseguir lo que buscaba. Esta grabación superó a la de “El Señor de los Anilos”, cuya trilogía completa se filmó en 274 días. Él necesitaba que casa cosa esté en el lugar que quería, ya que al ser fotógrafo tenía una real obsesión por el encuadre. Y sucedió en cada una de sus obras, como por ejemplo en “El Resplandor”: “Un día Stanley se me acercó y me dijo: ‘Jack, cada escena que quiero hacer siento que ya se hizo antes, por eso nuestro trabajo es otro. Nuestro trabajo es hacerla mejor’”, contó el protagonista, Jack Nicholson, en una entrevista. Quien también sufrió con esta manía del realizador fue Shelley Duvall, la intérprete que encarnó a Wendy Torrance, la esposa del personaje principal; tuvo que repetir 127 veces la escena del bate, siendo también ganador del Record Guiness por esto (escena con más tomas jamás realizada) y consiguiendo que las lágrimas de la actriz fueran reales.  

Shelley Duvall

Recientemente te contamos un poco sobre la tortura que vivió, pero hay más para contar sobre su historia. La intérprete sufrió de estrés por culpa del cineasta y terminó perdiendo el pelo de a mechones. Para que Duvall pudiera conseguir esa inestabilidad mental que Kubrick quería, el director la apartó de los demás durante el rodaje, le sacó frases del guion y le pidió a todo su equipo que no fuese amable con ella; quería que el sentimiento que debía transmitir su personaje fuera lo más real posible. Y ese papel… ¿se lo terminó creyendo? Hay muchos rumores sobre su salud mental, la cual la vinculan a lo sucedido en el rodaje, pero lo cierto es que no hay nada confirmado y hasta ha llegado a contar que aprendió más sobre cine trabajando con Stanley que en cualquier otra película. En 2002 se retiró de la industria y nunca especificó qué es lo que padece, pero lo cierto es que sí ha sido diagnosticada con una enfermedad mental.

Etiquetas: