Curiosidades sobre “The Breakfast Club”

Creada por John Hughes, “El Club de los Cinco” está entre las más destacadas de los años 80. Con la participación de una de las más famosas actrices de la época, Molly Ringwald, junto con Ally Sheedy, Judd Nelson, Emilio Estévez y Anthony Michael Hall. Sin dudas, una producción que no murió en el tiempo, sino que sigue siendo un clásico para seguir viendo en la actualidad. Hoy te traemos algunos secretos de rodaje sobre esta comedia dramática.

Escribir en tan poco tiempo

El director realizó el guion en sólo dos días, durante el fin de semana del 4 de julio de 1982. Antes de escoger el título que todos conocemos, se pensó en “Library Revolution” y “The Lunch Bunch”.

Gran poder de convicción

En un principio, Molly fue elegida para realizar el papel de Allison, la chica extraña, arisca y muda durante la primera parte de la película. Posteriormente, nos enteraríamos de que Ally Sheedy sería quien le daría vida a esta joven. Al enterarse, Ringwald convenció al cineasta para que le diese el personaje de Claire, la popular del instituto. Terminó siendo de ella, pero en el camino había interesantes nombres como Jodie Foster, Robin Wright y Laura Dern, quienes hicieron el casting para obtenerlo.

Emilio Estévez

En realidad, el actor iba a darle vida a Bender. El problema fue que el creador no encontraba a alguien que diese con el perfil del atleta Andrew, por lo que prefirió ponerlo en dicho personaje y buscar a alguien más para el chico rebelde. Otro dato sobre él, es que es hijo de Martin Sheen -por lo tanto, hermano de Charlie Sheen-; durante el rodaje, John Kapelos (quien interpreta al conserje de la escuela) hizo un chiste sobre el ataque al corazón que sufrió su padre, durante la filmación de “Apocalipsis Now”, sin saber que era el progenitor de Emilio.

John Cusack

Este artista era otro más en la lista para interpretar a Bender. Ya había tenido experiencia trabajando con parte del elenco, como Molly Ringwald y Anthony Michael Hall, en “Sixteen Candles”, otra obra de Hughes. El cineasta pensó que tenía mucha cara de buen chico, por lo que sentía que no daba con el perfil que necesitaba. Creemos que, posteriormente, se ha arrepentido por haber escogido a Judd Nelson en su lugar.

Relación tensa

El intérprete de John Bender fue una molestia en el proyecto, no sólo para el director sino para todos. Entre una de las “técnicas” que tenía, para poder meterse más en el personaje, se encontraba el tratar mal a Molly. Hughes amenazó con despedirlo si seguía con esa actitud. Sin dudas, ayudarlo a adentrarse en su papel, fue lo más raro que hizo el equipo: para poder mezclarse con gente de la edad de su personaje -ya que él tenía 26 años cuando se filmó el largometraje-, los productores lo inscribieron en un instituto a escondidas. Tenía un falso documento de identidad y, con ello, compró cerveza para sus compañeros de clase. Además, cuando estos lo acompañaron un día a su casa, se sorprendieron al notar que vivía en un hotel; su respuesta a esto fue: “Es que mi padre está en la cárcel”. La relación con sus verdaderos compañeros, los del reparto, no era muy buena. Paul Gleason, el intérprete del director del instituto, fue el único que creía en él y ayudó a convencer al cineasta de que lo dejara en el equipo. El actor creía que estaba haciendo todo eso para poder realizar su trabajo lo mejor posible.

Rick Moranis

Así es, el popular protagonista de “Cazafantasmas” estuvo a punto de ser elegido para el papel del conserje. Pero a Hughes no le convenció, debido a que tenía unas pretensiones bastante peculiares: quería que el personaje hablara con un acento marcadamente ruso y que gesticule exageradamente.

Caspa y Marihuana

Lo que desprende de su cabeza, en realidad, era queso parmesano. En cuanto al cannabis que fuman, se trata de orégano.

Verdadera edad

Molly y Anthony (quienes, casualmente, fueron novios luego del rodaje) eran los únicos que estaban aptos para interpretar a estudiantes de secundaria, debido a que tenían 16 años. El resto eran mayores y, además, ya habían hecho una cinta juntos, sobre jóvenes recién recibidos de la universidad (“St. Elmo’s Fire”). Emilio Estévez y Elly Sheedy tenían 22, mientras que Judd Nelson tenía 26, como mencionamos anteriormente.