Denuncias y muertes: el extraño caso de Kevin Spacey

El actor fue acusado en múltiples ocasiones de acoso sexual.

Un intérprete que parecía tenerlo todo, cuya carrera cayó en picada. Las denuncias de abuso hicieron que su vida actoral acabara por completo y que se retirara de la industria. Todo inició en 2017, y parece no haber tenido fin, ya que lo denunciaron nuevamente en septiembre de este año. Pero, algo muy misterioso sucede con este caso, puesto que algunas de las víctimas han fallecido luego de que la verdad saliera a la luz.

Linda Culkin fue la primera en la lista. Era enfermera y padecía de problemas mentales. En 2009, ella escuchó a un paciente relatar los detalles de cómo fue acosado sexualmente por Spacey. Empezó a hacer un escrache en contra del intérprete en las redes sociales. Encontró su dirección y fue hasta su casa a acosarlo con amenazas de bomba, cartas y un sobre con un polvo blanco. Finalmente, en 2012 fue arrestada por acosar al actor. Durante los dos años de hostigamiento, el juez ofreció pagar 124 mil dólares para compensar al protagonista de “Belleza Americana” por los guardaespaldas contratados. En 2014, fue condenada a 51 meses de prisión por acoso y amenazas. Cuatro años después, fue atropellada por un auto mientras iba de camino a su casa y, horas más tarde, falleció en el hospital a la edad de 59.

La segunda víctima era un masajista, apodado como “John Doe”, quien denunció en 2018 a Spacey por acoso sexual. Había contado que el actor lo obligó a agarrar sus genitales durante una sesión de masajes en una residencia privada de Malibú. El caso avanzó, pero no pudo concluir, ya que para ese entonces había fallecido. No hay detalles sobre su causa de muerte. La información fue brindada a la corte por los abogados del demandante.

Ari Behn fue el tercero de los denunciantes. Era escritor y exmarido de la princesa Martha Luisa de Noruega. Se suicidó a los 47 años, en 2019. El mismo -en 2017- habló sobre el protagonista de “House of Cards” al confesar que, diez años atrás, Kevin había tocado sus genitales debajo de una mesa, durante un concierto del Premio Nobel de la Paz. Spacey nunca habló al respecto.

El inicio de la pesadilla del intérprete empezó cuando Anthony Rapp lo acusó de abuso sexual, cuando la víctima cargaba con 14 años. Actualmente, Rapp tiene 46 y actúa en la ficción televisiva “Star Trek”. Él contó a la prensa que hizo público su caso luego de haber escuchado las acusaciones contra Harvey Weinstein, hecho que generó un escándalo mediático y una especie de oportunidad para que las personas implicadas en esto pudieran confesar lo sucedido. Según lo que dijo, él había ido a una fiesta de Spacey en 1986 y, al final de la noche, el reconocido intérprete (que en ese momento se encontraba en estado de ebriedad y tenía 26 años) lo sujetó y lo colocó sobre su cama para ponerse encima suyo. A pesar de que lo había agarrado fuertemente, pudo escapar e irse a su casa. A raíz de esto, las víctimas empezaron a contar sus vivencias con el mismo artista.

Etiquetas: