El creador de “Watchmen” atacó a las películas de Marvel: “Han arruinado el cine y la cultura”

Alan Moore trabajó con personajes de comics y vivió de primera mano lo que sucede en la industria.

Watchmen

Desde su auge, las historias comerciales sobre superhéroes generaron una grieta. Por un lado, se encuentran los admiradores del entretenimiento que disfrutan de cada cinta, mientras que del otro, se mantienen firmes las personas que argumentan negativamente sobre ellas. En aquel puesto, podemos encontrarnos generalmente con aficionados de las artes visuales (como los legendarios Martin Scorsese y Francis Ford Coppola, quienes expusieron hace algún tiempo sus opiniones); pero, suele ser muy difícil encontrar desertores o figuras que tuvieron contacto con la tendencia y piensan distinto. Justamente, el realizador entraría en este último caso, ya que participó en varios relatos que pertenecen al universo de DC Comics.

En una entrevista con Deadline (por medio de Indie Wire) para promocionar su largometraje “The Show”, Moore explicó el motivo por el que decidió alejarse de ese género en particular. “La mayoría equipara a las novelas gráficas con los largometrajes. No he visto un film de superhéroes desde ‘Batman’ de Tim Burton. Los papeles actuales han sido robados de sus creadores originales, todos ellos. No tengo ningún interés en consumirlos, eran algo que se inventó a finales de la década de 1930 para los niños. Si intentas hacerlos para el mundo de los adultos, creo que se vuelve algo grotesco. Han arruinado el cine y también la cultura, hasta cierto punto. Hace varios años dije que pensaba que era una señal realmente preocupante, que cientos de miles de mayores hicieran cola para ver personajes que fueron creados hace cinco décadas para entretener a pequeños y jóvenes. Eso parecía hablar de una especie de anhelo de escapar de las complejidades del mundo moderno y volver a una infancia nostálgica. Es peligroso, están infantilizando a la población”, comenzó.

Según parece, además, él cree que existe una conexión entre la popularidad duradera que manejan y los acontecimientos políticos actuales: “Esto puede ser una coincidencia total, pero en 2016, cuando el pueblo estadounidense eligió a Trump y el Reino Unido votó para abandonar la Unión Europea, las 12 películas más taquilleras fueron de superhéroes. No quiero decir que uno cause lo otro, pero creo que ambos son síntomas de lo mismo: una negación de la realidad, una necesidad de soluciones simplistas y sensacionales”, finalizó Alan.

¿Estás de acuerdo con el escritor? Si tenemos en cuenta que fue una figura importante para la creación de variados programas, libros y películas de DC, es entendible su dura posición actual. De una forma u otra, podemos sumar un nombre más a la lista de miembros de la industria que tienen problemas con la conocida maquinaria que no para de crecer.