Saltar al contenido

“El Cuervo”: la considerada cinta “maldita” tendrá un reboot protagonizado por Bill Skarsgård

La estrella de “It” se pondrá en la piel de Eric Draven, personaje que tuvo Brandon Lee en 1994.

Bill Skarsgård Brandon Lee El cuervo

La mítica película protagonizada por el hijo de Bruce Lee regresará nuevamente a la pantalla grande, de la mano del actor de éxitos como “It”, “El diablo a todas horas”, “Castle Rock”, entre otros.

Según informó el popular medio The Hollywood Reporter, además de Skarsgård a la cabeza del reparto, en el equipo estarán Rupert Sanders (“Ghost in the Shell”) como director y Zach Baylin (“King Richard”) como guionista.

Otro detalle que dio es que el rodaje comenzará en junio de este año y contará con Praga y Munich como locaciones principales.

No es la primera vez que se quiere hacer un reboot de esta historia. Anteriormente, los cineastas Stephen Norrington y F. Javier Gutiérrez lo intentaron, pero quedó en la nada misma. Tiempo más tarde llegó el turno de Corin Hardy, quien hasta había anunciado que Jason Momoa iba a protagonizar el proyecto; finalmente, se bajaron de éste por problemas de presupuesto entre los productores y la compañía de distribución.

¿De qué se trata esta historia?

Basada en el cómic oscuro creado por James O’Barr a finales de la década de los 80, la cinta se centra en un hombre y su prometida, los cuales se encuentran varados tras descomponerse su vehículo. En ese momento, la pareja es sorprendida por una pandilla y son asesinados. Pero el protagonista renace en un cuervo y decide vengarse de todos los que acabaron con su vida y la de su pareja.

¿Por qué se dice que está “maldita”?

Lo sucedido con Alec Baldwin en “Rust” no fue la primera negligencia en el mundo del cine. Anteriormente ocurrió con otras celebridades, especialmente con Brandon Lee en “El Cuervo” (1994).

El hijo del popular actor y artista marcial, Bruce Lee, se encontraba rodando para esta película cuando fue sorprendido por el impacto de una bala de calibre 11 mm en lugar de un cartucho de fogueo. Esto sucedió porque compraron cartuchos reales ante la falta de recursos en la producción.

Tras esto, el joven -que tan sólo tenía 28 años- falleció 12 horas después de efectuarse el disparo, por una hemorragia interna. Durante las seis horas de operación en las que estuvo, los 30 litros de sangre que le transfundieron no habían coagulado, hecho que le causó la muerte.

Su fallecimiento se volvió bastante mediático: además de ser el hijo de una celebridad muy conocida, la historia de su muerte fue bastante impactante. Esto hizo que la película tuviera un éxito rotundo el día de su estreno, puesto que las salas se llenaron de espectadores… extasiados por el morbo.

¿Crees que tiene buena pinta este proyecto?