El día que Jamie Lynn Spears audicionó para “Crepúsculo” y se enteró que estaba embarazada

Bebés y vampiros nunca son una buena combinación.

Jamie Lynn Spears

A pesar de que hoy en día la famosa saga de Stephenie Meyer es vista -en general- como un objeto de burla, en aquel entonces, fue un hito que marcó el mundo de las historias juveniles. Con cuatro libros y cinco películas, lograron que aparezcan cientos de títulos que combinaron amor con personajes míticos. Debido a ello, se generó una euforia entre los adolescentes, una obsesión de la que todos querían formar parte. Antes de que Robert Pattinson y Kristen Stewart se convirtieran en los protagonistas de este relato, muchos artistas pasaron por el diálogo de la oveja y el león en castings, y muchas anécdotas quedaron.

¿Sabías que Henry Cavill fue la primera opción de Meyer para Edward Cullen? Jennifer Lawrence también fue considerada para Bella Swan, pero terminó dando vida a Katniss Everdeen en “The Hunger Games” tiempo después. Pero, de todos los nombres de la lista de contendientes, hay uno en particular que ni siquiera sabíamos que estaba: la hermana menor de Britney Spears admitió recientemente que tuvo la oportunidad de ser la novia del vampiro, hasta que se enteró de que su vida cambiaría para siempre. “Tuvieron que obligarme a ir, porque no estaba realmente interesada. Recuerdo que pensé: ‘Están locos’. Me parecía todo tan estúpido. ¿Por qué habría de hacer eso? Pero de todas formas, fui y leí el guion para el papel principal. Recuerdo estar sentada en esa pequeña habitación, creo que Lily Collins estaba ahí conmigo, y me sentí muy enferma. Poco sabía yo que estaba embarazada”, reveló la actriz.

¿Se la imaginan interpretando a Bella? Recordemos que Spears tenía 16 años en ese momento y acababa de terminar su trabajo en “Zoey 101” de Nickelodeon, por lo que su manager estaba presionando para que mantuviera su fama, sin saber que sería cuestión de tiempo para que se entere de que tendría a su hija Maddie.