“El diario de la princesa”: por esto Anne Hathaway consiguió el protagónico

¡Conocé la divertida historia!

El diario de la princesa

La película estrenada en 2001, que posteriormente contó con una secuela en 2004, es una de las más queridas por los fanáticos de Disney y ha marcado a toda una generación. Y es que simplemente es icónica: desde las lujosas joyas, la escena del “beso pop” y del cambio de look, hasta la interpretación de la gran Julie Andrews… y la de una joven Hathaway.

Quien ahora es una actriz muy reconocida en la industria, en ese entonces, con 18 años, era toda una inexperta en el rubro. Su salto al cine televisivo fue de la mano de Disney, para el papel de Mia Thermopolis; pero… ¿cómo consiguió el papel? Tal parece ser que la historia es aún más divertida que la película.

El personaje en cuestión trata de una adolescente tímida pero a la vez espontánea, que se convierte en princesa de un día para el otro, por ser la heredera de la corona del diminuto reino europeo de Genovia. Si bien cualquiera, conociéndola ahora, podría creer que obtuvo el papel principal debido a su personalidad encantadora y a su talento para interpretar, la realidad no fue esa.

En entrevista para le revista People, Hathaway contó lo nerviosa que se sentía en ese momento por audicionar para un proyecto tan grande. El problema no era solamente que iba a actuar para una película de Disney, sino que también iba a compartir set de rodaje con intérpretes muy importantes de la industria cinematográfica.

“Recibir el guion y audicionar para ese proyecto fue electrizante. Dije ‘¡Oh, por Dios! ¿Julie Andrews estará en ella? Está bien, está bien. Concéntrate, concéntrate, concéntrate’”.

A medida que se iba enterando de todo lo que estaba pasando alrededor de esa producción, más nerviosa se ponía. Y es que, entre las actrices que competían contra ella por el papel, estaban Reese Witherspoon, Cameron Diaz, Kirsten Dust, Brittany Murphy y Liv Tyler. Sin duda, personalidades icónicas que en ese entonces ya contaban con experiencia en la pantalla.

Aunque esto la hacía sentirse desesperanzada, logró pasar por muchos filtros y así fue como llegó hasta una entrevista con Gary Marshall, el director y productor de la cinta. Resulta que todo iba bien, hasta que sus nervios la traicionaron e hicieron que se cayera de su silla.

“Soy muy torpe, desordenada, desaliñada, del tipo que se mete en la tierra y que rompe su ropa. Tiro las lámparas y tengo moretones en los lugares más extraños”.

Si bien esto podría parecer el “fin del mundo” para cualquiera, no lo fue para la actriz, ya que esto llamó la atención de Marshall. El cineasta vio reflejada a Mia Thermopolis en Hathaway, lo que hizo que se convierta en la opción principal para el protagónico.

Además, al momento de elegir, las nietas del director le pidieron que la eligiera a ella porque tenía “el cabello de una princesa”.

Y así fue como Anne consiguió el papel en “El diario de la princesa”, cinta que se convirtió en un éxito de Disney y con la cual inició su carrera cinematográfica.