El director de “Space Jam” ataca la secuela: “LeBron James no es Michael”

La considera “insignificante”.

space jam michael jordan

Tras un fatídico 2020, la industria cinematográfica regresó con su mayor arsenal. Sin embargo, parece ser que Warner Bros. no logró cumplir con las expectativas. Entre las muchas críticas que generó “A New Legacy”, pueden destacarse las ideas de una costosa propaganda de larga duración y sin ninguna sorpresa. Aunque, ¿a los productores realmente les interesan los comentarios del público? De ser así, ya no hay de qué preocuparse porque la voz más importante para los fanáticos se alzó con su opinión. Si pensaban que algunos aficionados podían ser críticos demasiado exigentes, esperen a leer la declaración de Joe Pytka.

Puede que Michael B. Jordan, efectivamente, no sea ‘el rey’; pero para el cineasta de la cinta original, el nuevo protagonista ni siquiera es tolerable. Durante su conversación con TMZ, el responsable de “Space Jam” en 1996 contó que tuvo que ver el largometraje con cinco pausas incluidas y enumeró todos los problemas que identificó cuando, finalmente, pudo llegar al final.

“La verdad es que LeBron no es Michael, el soundtrack es insignificante y Bugs Bunny parece un muñeco de peluche, de esos que compras en la tienda de regalos de un aeropuerto para tu hijo cuando tu viaje de negocios se ha alargado demasiado”.

Además, apuntó duramente al reparto al decir que desconoce el trabajo de Anthony Davis y Damian Lillard, mientras que su película contó con Bill Murray y otros actores de relevancia.

¿Estás de acuerdo con sus palabras? Definitivamente, la banda sonora de su película es inigualable y el contexto que rodeaba a Jordan fue parte de la experiencia del film: dentro de la cancha era el mejor jugador, y fuera, la persona más famosa de la industria. En la gran pantalla, se ven aquellos hitos reflejados junto con el hecho de que el artista acababa de volver a la NBA luego de dedicarse al béisbol en su retiro. Pytka tiene razón, al argumentar que a esta pieza le falta esa unión personal con su estrella.