El elenco de “El Señor de los Anillos” quiere que la casa de Tolkien se convierta en un museo

Ian McKellen, John Rhys-Davies y Martin Freeman se unieron en una campaña para comprar, remodelar y preservar el hogar del escritor.

El Señor de los Anillos

La Comunidad del Anillo se está reuniendo para una nueva misión: salvar y preservar la antigua casa del llamado padre de la fantasía moderna, famoso por sus historias, poemas y lenguajes ficticios de la mítica Tierra Media. En aquel espacio, escribió “El Hobbit” y “El Señor de los Anillos”, hitos de la literatura y el cine. Él es recordado por sus extensas obras, pero fue mucho más que eso: un amante de la mitología europea medieval, profesor de la Universidad de Oxford, soldado en la Primera Guerra Mundial y padre de cuatro hijos. Durante sus años como maestro, vivió en un lugar señorial en 20 Northmoor Road, que ahora está en venta. Sin embargo, las representaciones vivientes de sus personajes no están dispuestas a permitir que otra persona ocupe el terreno que los fanáticos de sus creaciones consideran sagrado.

Ian McKellen (Gandalf), John Rhys-Davies (Gimli) y Martin Freeman (Bilbo Baggins) crearon el “Proyecto Northmoor”, que tiene como objetivo recaudar seis millones de dólares para poder adquirir la casa, repararla y establecer un centro literario que tendrá recorridos, clases y una programación especial para vivir la experiencia de forma presencial y virtual. ¿Podrán alcanzar esa cifra? Si bien la trilogía fue enormemente popular desde 1960, tuvo su resurgimiento en las últimas dos décadas debido a las exitosas películas dirigidas por Peter Jackson, que generaron una fiel comunidad de seguidores en todo el mundo. Estas obras, además, redefinieron lo que las cintas de fantasía podían lograr con la tecnología moderna, expandiendo la inmensa influencia de Tolkien. Su trabajo también ha seguido publicándose incluso después de su muerte, ya que su hijo Christopher (quien falleció en enero de este año) editó varios escritos inéditos como “El Silmarillion”, “Cuentos inacabados,” “Los Hijos de Húrin” y “Beren y Lúthien” (que se publicó en 2017).

A 50 años de su deceso, su nivel de influencia en el mundo justifica que tenga un espacio en su memoria. Más aún teniendo en cuenta que no existe tal monumento, a pesar de ser un nombre tan importante para el mundo de la literatura y el cine. Según el sitio web del proyecto, “no hay ningún centro dedicado a Tolkien en ningún lugar del mundo”. La campaña para salvar el antiguo hogar del autor establecería un espacio así, al que los millones de fanáticos podrían acceder. Además, es emocionante ver al elenco original de “El Señor de los Anillos” unirse por una causa tan significativa, puesto que no solo presenta la oportunidad de rendir homenaje al legendario creador, sino que también, aquel museo será un templo para que aspirantes a escritores y artistas puedan acceder a clases que colaboren con cumplir sus sueños de, algún día, compartir título con su ídolo de la fantasía medieval.