El proceso que seguirá Chris Hemsworth para transformarse en Hulk Hogan

Carbohidratos, proteínas y grasas. El famoso luchador llegará a la pantalla grande bajo la piel del musculoso actor, quien deberá someterse a un estricto trabajo para el papel.

Chris Hemsworth y Hulk Hogan

Dirigida por Todd Phillips (“Joker”), la película se centrará en la biografía de Hogan y requerirá un esfuerzo mayor por parte de su protagonista. Todos sabemos que Hemsworth no es ajeno al aumento de volumen, después de todo, es Thor. Pero aquello no significa que, ponerse bajo el cuerpo de una figura real, no imponga un nuevo desafío. Para que el intérprete pueda caracterizar al personaje, el cineasta tendrá a su lado como mano derecha a Eric Bischoff, un emprendedor, productor y booker de lucha libre profesional estadounidense.

A su vez, también estará presente el entrenador personal, Jono Castano Acero, quien explicó para Daily Mail Australia: “Para cualquier transformación, la dieta, el ejercicio y el estado mental juegan un papel importante en el resultado. Chris siempre se ha visto increíble en todos sus roles, por lo que estoy seguro de que puede lograr este físico. Uno de los aspectos más importantes, que hago que mis clientes piensen, es por qué quieren hacer el cambio (…) ya sea por razones de salud o trabajo, necesitan encontrar una fuerza impulsora”. Aunque, no todos están de acuerdo con la confianza del gurú del fitness. De hecho, el periodista Bryan Alvarez fue el encargado de ser el vocero que representa al grupo que no cree que hayan elegido bien al personaje principal: “Chris Hemsworth se ve como un chico normal. Me recuerda a Brad Pitt en ´Troya´. Es grande, y sí, tiene el pelo largo y rubio, pero… ¿has visto a Hulk Hogan en los años 80? Tiene al menos el doble del tamaño que posee el dios del trueno”, comentó.

Por su parte, el actor de 36 años hace caso omiso a los comentarios y considera entretenido el reto: “Esta película va a ser un proyecto muy divertido. Como pueden imaginar, la preparación será increíblemente física. Tendré que ponerme más grande que antes, incluso más de lo que me puse para ´Thor´”, comentó con la revista Total Film. Previamente a esto, ya había admitido para Popsugar lo exhaustivo que puede ser someterse a dichos cambios: “Aumenté mucho de peso. Fue puramente comer, comer, comer, entrenar y entrenar, y tratar de dormir tanto como podía. Todo fue a base de batidos de proteínas, pollo hervido, carnes limpias. Los carbohidratos correctos. Cosas enfermizas”, confesó, refiriéndose a su papel en “Thor: Love and Thunder”.

La cinta se estrenará por la plataforma de Netflix y aún no tiene fecha de estreno. ¿Podrá Hemsworth cumplir con el desafío de dar vida a Hogan?