Elizabeth Olsen: de ser la sombra de sus hermanas a convertirse en una estrella Marvel

Su crecimiento profesional, paso a paso.

elizabeth olsen hermanas

Todos conocemos a las gemelas Olsen, famosas por su debut televisivo a los nueve meses de vida en la popular serie “Full House”. Luego de eso, evolucionaron sin parar: películas protagonizadas por ellas y su propio merchandising fueron algunas de las cosas que tuvieron estas pequeñas estrellas, las cuales eran sumamente reconocidas en los 2000. Pero… detrás de toda esa fama había una familia apoyándolas, y allí se encontraba Elizabeth, la menor de las hermanas. Claramente, fue opacada por el par indistinguible debido al éxito profesional que tuvieron. Pero, luego de tanto esfuerzo, su merecido llegó. Y ahora, es aún más conocida que las susodichas.  

La intérprete nació un 16 de febrero de 1989, pero no fue hasta 2011 que su pasión por la actuación brotó sobre ella (aunque, en 1994 hizo una breve aparición en “How the West Was Fun” y “The Adventures of Mary-Kate & Ashley”). En la secundaria empezó a darse cuenta que tenía una cierta afinidad por la interpretación. Pero… ¿por qué esperó tanto para estar frente a una cámara? En una entrevista, contó que tenía otras prioridades cuando era más joven: “Quería hacer deporte y danza después del colegio en vez de eso”.

Sin contar su carrera de pequeña, su debut cinematográfico comenzó con “Martha Marcy May Marlene”, donde encarnó a Martha. Luego, estuvo en “Silent House” y después, en “Peace, Love & Misunderstanding”, entre más títulos. Sólo tres años después, logró su papel estrella: el de Wanda Maximoff en “Captain America: The Winter Soldier”. Allí llegó para quedarse, dándole vida nuevamente en otras oportunidades como “Captain America: Civil War”, “Avengers: Age of Ultron”, “Avengers: Infinity War” y “Avengers: Endgame”.

Ahora, se volvió a meter en el personaje. Disney Plus estrenó su tan esperada producción en formato sitcom. Estamos hablando de “WandaVision”, ficción que llegó el 15 de enero a la plataforma. Allí regresó en su papel de Wanda, donde narran su romance con Vision.

Si bien las gemelas Olsen actualmente se encuentran alejadas de las cámaras y de un set de rodaje, no son las únicas en la familia que están ligadas a este arte. Elizabeth mostró que tiene todo lo necesario para ser una intérprete de renombre y que no necesita portar ningún apellido para tener una carrera en la industria o papeles importantes. Gracias a su esfuerzo, logró lo que muchos intérpretes quieren lograr: formar parte de una de las franquicias más grandes del cine.