En una polémica entrevista, Woody Allen niega acusación de abuso sexual a su hija

El cineasta se defiende en su primera entrevista televisiva luego de 30 años.

Woody Allen

Mucho conocemos sobre el director, creador de obras como “Dos extraños amantes”, “Manhattan”, “Un día lluvioso en Nueva York”, “Medianoche en París” y demás títulos. Su arte ha generado una buena impresión en las personas, pero su vida personal es totalmente repudiada. Aunque hay cierta incertidumbre en la veracidad de los hechos, ya que hay muchas pruebas contradictorias. Una acusación sumamente grave que se convirtió en un escándalo mediático y que se centra en una sola (y la más insignificante) pregunta: ¿Quién tendrá la razón?

La polémica comenzó hace 50 años, alimentada de rumores y mucho amarillismo. Pero llegó el 2021 y, finalmente, tras 30 años de no dar la cara, Allen se enfrentó a las inculpaciones y contó su ¿verdad? La entrevista se grabó el pasado julio para CBS Sunday Morning, pero se emitió hace unos días en Paramount+ sin el conocimiento del cineasta. Se filmó antes del lanzamiento de la serie documental de HBO “Allen v. Farrow”, razón por la que no ha hablado sobre el tema. La grabación tuvo lugar luego de haberse publicado las memorias del director, la cual justamente tiene unas páginas dedicadas a estas acusaciones de pedofilia.

Es tan absurdo y, sin embargo, la difamación ha permanecido. Y todavía prefieren aferrarse a la idea de que abusé de Dylan, a la posibilidad de que abusé de ella. Nada de lo que hice con Dylan en mi vida podría malinterpretarse como eso”, declaró Woody en la charla, y agregó: “No creo que ella se lo esté inventando, no creo que esté mintiendo. Creo que ella lo cree”. Además, dijo que cree que la joven fue entrenada por Mia Farrow (su madre) durante muchos años y que le gustaría “acercarse a hablar” con ella.

En cuanto a su relación con Mia, explicó que “nunca viví con ella, nunca dormí en su casa en todos los años que salí con ella. Teníamos una relación, pero nunca fue de manera matrimonial”. También habló sobre Soon-Yi y cuán aceptados fueron al momento de querer adoptar dos niñas (ahora, adultas): “No permiten adoptar a dos bebés a alguien que creen que es un pedófilo”, expresó a modo de defensa.

Otro asunto del cual se dedicó a hablar en la entrevista fue sobre su relación con su esposa. Un tema polémico, ya que es la hija adoptiva de Mia. Según él, sucedió de forma “muy natural”. Recordemos que, en 1991, Soon-Yi y Allen comenzaron a asistir juntos a cines, museos, galerías de arte y partidos de básquet. Si bien primero fue con el consentimiento de su madre, luego comenzó a ser en secreto. Lo que parecía ser una amistad entre “padre e hija”, se convirtió en una relación amorosa. Posterior a ese hecho, se le notificó a la prensa que la pareja mantenía relaciones sexuales y, luego de un mes, Mia encontró unas fotografías de su hija desnuda en el departamento del cineasta. Allí, empezó el escándalo.

Dada toda esta situación, se le incrementó al director una acusación más: abuso a Dylan Farrow, la protagonista de la controversia en cuestión. El 4 de agosto de 1992 (según recoge El País), fue el día de los presuntos delitos sexuales a la niña de siete años. “En ausencia de Farrow, que había salido de compras, Allen acude a visitar a la niña. Juntos pasan la tarde viendo la televisión en compañía de varios de sus hermanos, amigos de la familia, dos niñeras y la profesora de francés de Moses. Allen reconoce que apoyó su cabeza en el regazo de Dylan mientras veían la película ‘¿Quién engañó a Roger Rabbit?’. Hacia el final de la velada, y a pesar de la presencia de varios testigos a los que Farrow había insistido en que ‘no perdiesen de vista’ a Allen, la niña y su padre suben juntos a uno de los cuartos de la planta superior, donde supuestamente se producen los abusos. Dylan dirá poco después que Allen le pidió que se reclinase sobre una mesa y le tocó ‘sus partes privadas’”, compartió el medio español.

El director insiste en que es “perfectamente inocente”. Luego del estreno del documental, Woody emitió un comunicado en el que expresó que “los autores no tenían ningún interés en la verdad. En lugar de ello, pasaron años colaborando subrepticiamente con los Farrow y sus colaboradores para elaborar un trabajo de desprestigio plagado de falsedades. Woody y Soon-Yi –pareja de Allen e hija adoptiva del director– fueron contactados hace menos de dos meses y se les dio sólo unos días ‘para responder’. Por supuesto, se negaron a hacerlo”.

Tras el proyecto de HBO, Paramount+ emitió la polémica entrevista con el realizador y recuperó la versión de Dylan Farrow, conversación hecha en 2018, para poder ofrecer las dos campanas de la historia.