Eric Kripke, creador de “The Boys”, asegura que no usarán más armas de utilería en sus grabaciones

Tras el trágico evento que tuvo lugar el pasado 21 de octubre, quien está a cargo de la serie de Amazon Prime Video avisó que tomará medidas en cuanto a su producción.

 “The Boys” Eric Kripke

Luego de los acontecimientos sucedidos durante el rodaje de “Rust”, cinta en la que accidentalmente Alec Baldwin disparó con un arma de utilería y provocó la muerte de la directora de fotografía Halyna Hutchins, el creador de la ficción de superhéroes mencionó que dejará de utilizar pistolas en sus filmaciones.

A través de su cuenta de Twitter, mencionó lo siguiente: “Alguien herido o muerto en mi set es mi peor pesadilla. Le envío amor a la familia de Halyna Hutchins”.

Y agregó: “@JensenAckles, elenco y equipo de ‘Rust’: lo siento mucho. En su memoria, una promesa simple y fácil: nunca más pistolas con focos en ninguno de mis sets. Usaremos flashes de boca de VFX. ¿Quién está conmigo?”.

En la publicación, obtuvo el visto bueno del público y de figuras de la industria. Rachel Miner (“Bully”, “Supernatural”) le respondió: “Sé que esta es una reacción dramática, pero tu mensaje me da esperanza para la humanidad. En mi opinión, cuando ocurren tragedias, nuestra esperanza radica en preguntar ‘¿Cómo tomamos nuestro dolor, aprendemos de él y usamos esta lección para reducir la posibilidad de que alguien experimente el mismo dolor?’”.

A su vez, Stephan Fleet (el encargado de los efectos especiales de “The Boys”) le dijo: “¡Estoy contigo! ¡Y haré esos destellos de boca!”. Y agregó: “Tampoco entiendo por qué una pistola totalmente falsa con patada de resorte, un deslizamiento, descarga de proyectil, humo de vapor y una luz de flash LED aún no se ha inventado para filmar. Hay cosas como esta, pero no exactamente así… debería ser estándar en la industria”.

Parece que es el momento exacto para cambiar las reglas en la industria cinematográfica y televisiva. Anteriormente, había sucedido algo similar cuando Vic Morrow falleció junto a dos niños asiáticos por un accidente de helicóptero a causa de unas explosiones de pirotecnia que no debían haber explotado en el momento; tras este hecho, se cambió la regulación legal del trabajo infantil durante las filmaciones de escenas de riesgo.