Esta fue la solución que encontró Netflix para la demanda contra “Black Mirror: Bandersnatch”

A dos años de su estreno, la plataforma logró poner fin a la polémica de una forma un tanto peculiar.

Bandersnatch Black Mirror

Entre el estrés y la alegría de terminar el 2018, el servicio de streaming le propuso a su público una experiencia divertida e inmersiva para avivar su noche. La película, que tuvo como meta mantener la temática de la famosa serie, tuvo la idea de que el espectador escoja el camino que la historia debe seguir. De esta forma, la audiencia pudo decidir sobre el destino de Stefan (Fionn Whitehead), un programador cuyo sueño es desarrollar un videojuego a partir de sus propias elecciones. Desgraciadamente, junto con el éxito y la repercusión del acontecimiento, llegó el drama. Mismo que parece haber finalizado.

Como recordaremos, Charlie Brooker, el creador de la serie, no pudo disfrutar totalmente de su innovador lanzamiento, ganador del Emmy. Tiempo después de que el título llegue al catálogo, Chooseco (la empresa detrás de la serie de libros para niños “Choose Your Own Adventure”) inició una demanda por similitudes en el guion que remiten a una vinculación entre las marcas, puesto que la frase de su nombre está registrada desde la década de 1980 y aparece en el film. En respuesta, la gran N roja aseguró que, aunque habían estado en contacto con ellos, aquellas entregas no tenían nada que ver con lo que se convirtió en “Bandersnatch”. Pero el fiscal rechazó su apelación y continuó el caso, hasta ahora. Con esfuerzo, parece ser que la plataforma logró llegar a un acuerdo hablando con la empresa en privado. Según The Hollywood Reporter, la disputa se ha resuelto con los términos actualmente no revelados del tribunal, acordados por ambas partes fuera de las paredes oficiales, por lo que se pidió que el caso fuese anulado. Pero, con un detalle fundamental emitido: la nueva regla impuesta para pactar la paz no parece tener ningún impacto ni en “Black Mirror” ni en la capacidad de su “contrincante” para continuar creando producciones interactivas. 

Esto significa que próximamente podríamos estar frente a una secuela. Si bien la posibilidad de presentar un método narrativo completamente nuevo, por la capacidad de tomar decisiones en tiempo real, no fue de la mejor calidad (tanto para el espectador como para film), esta sería una gran oportunidad para continuar con la idea del proyecto. Se podría mejorar eso que recibió críticas, e incluso realizar una franquicia de cintas que te sumerjan en esta experiencia.