Este es el millonario regalo que le hizo Leonardo DiCaprio a su madre

El intérprete confesó cuál fue el obsequio más caro que le hizo a su progenitora.

Leonardo DiCaprio

Él es uno de los actores más conocidos en la industria, pero a pesar de tanta fama, su humildad sigue intacta. Más si se trata de un regalo para su madre. ¿Pensabas que era uno de los más egoístas si de dinero se trata? Te recordamos que en 2020 había donado 12 millones de dólares para atender el coronavirus, cuando la pandemia estaba en su pico máximo y no había tanta información al respecto, ni vacunas para combatir la enfermedad.

Además, es un ecologista comprometido. Fue nombrado mensajero de la paz de las Naciones Unidas, ha cambiado drásticamente su estilo de vida para ayudar al medioambiente y tiene una fundación destinada a la protección y el bienestar de todos los habitantes de la Tierra (vida silvestre y paisajes; vida marina y océanos; cambio climático; medios, ciencia y tecnología y derechos indígenas).

Es por eso que, después de haber leído todo su historial ayudando a los demás, no te parecerá raro que haya tenido un buen gesto con su madre. En este caso, el obsequio que le dio fue una mansión valorada en más de siete millones de dólares, la cual pertenecía a Tyler Ferguson, actor de “Modern Family”.

Tengamos en cuenta que el intérprete ha tenido una infancia bastante humilde hasta que alcanzó la fama en Hollywood y se convirtió en un actor de renombre, lo que lo llevó a ganar millones y millones de dólares.

En 2016, le había dedicado unas palabras a su progenitora que confirmaba su humilde vida en el pasado, cuando recibió el Óscar por su papel en “El Renacido”: “No crecí rodeado de privilegios. Crecí en un barrio complicado de Los Ángeles y mi madre me llevaba tres horas cada día a una escuela diferente para asegurarse de que, efectivamente, tuviera oportunidades diferentes. Para ella, que hoy es su cumpleaños”.

Afortunadamente, las posibilidades económicas que tiene ahora son totalmente diferentes a su infancia y ha podido darle un gusto bellísimo a uno de sus seres más queridos.