Estos besos no estaban guionados

Algunos momentos inolvidables, son los que no están planeados.

american hustle

Las películas que contienen besos, sin dudas, son las más lindas. Las historias de amor o comedias románticas tienen una cantidad enorme de escenas de ese tipo, también las dramáticas. ¿Y quién no tiene un momento preferido de un filme en donde incluya esta muestra de afecto? Muchas cintas son icónicas por estos actos de amor y hasta hay premios sobre ello, como los MTV Movie Award al Mejor Beso. Hoy te traemos algunos ejemplos de éstos que no estaban en el libreto.  

Top Gun

Este largometraje es uno de los más populares dentro de la industria. Tony Scott creó una obra que todos recordarán, pero no sólo por su historia sino también por la increíble escena del beso, la cual fue completamente improvisada. En el momento que Charlie le dice a Maverick que deben mantener su romance en secreto, en realidad no debía durar tan poco tiempo y tenía que ser más extenso, pero el protagonista se olvidó lo que debía decir, entonces recurrió al beso. Y quedó tan bien, que se incluyó en la película.

Game of Thrones

Millones de fanáticos quedaron encantados con esta serie y sus personajes. Su historia es apasionante, pero eso no quiere decir que todo lo que se ve en pantalla estuvo atado a un guion. La escena en la que aparecen Yara Greyjoy y Ellaria Sand estaba escrita de otra manera, ya que tenían que coquetear pero sin beso alguno. Fue tanta la tensión sexual que se sentía, ya estando dentro de sus papeles, que creyeron que era la oportunidad perfecta para darse un beso. Gemma Whelan habló al respecto en entrevista para Entertainment Weekly y dijo: “Sentíamos que era algo que teníamos que hacer”.

Lost in Translation

La cinta de 2003, que cuenta con Sofia Coppola en la silla de director, tiene un momento que tampoco olvidarán los espectadores. En el final, durante la despedida de sus protagonistas, Murray creyó oportuno darle un beso a su compañera de reparto. Pero no fue un acto porque sí, sino que esta producción ha tenido muchos espacios para la improvisación. Así lo quiso su realizadora y ha sacado provecho de esto.

Jurassic World

La historia que adaptó Steven Spielberg fue un gran éxito y hace unos días te contamos las curiosidades de su serie cinematográfica. Tanta fue su popularidad que la trajeron nuevamente a la pantalla grande, pero esta vez, de la mano de Colin Trevorrow. Dentro de esta narrativa emocionante sobre dinosaurios, también hay una de amor: la de Bryce Dallas-Howard y Chris Pratt. Según lo que detalló parte de su equipo, el cineasta animó al actor a que sorprenda a su compañera. Así lo hizo, y fue uno de los momentos que terminaron dejando para el corte final.

A Room with a View

La cinta de 1985, dirigida por James Ivory, fue icónica en su momento porque fue filmada con poco presupuesto y se convirtió en una de las más rentables del cineasta. En el caso de esta producción, no fueron sus actores quienes idearon el beso sino su director. Durante el rodaje, tomó la decisión de que Julian Sands bese a Helena Bonham Carter. Su protagonista estaba nerviosa de hacerlo porque no tenía tanta experiencia rodando estas muestras de afecto y sólo tenía 19 años, pero terminaron logrando una imagen increíble y recordada por todos.

American Hustle

Una obra de David O. Russell que logró tener un elenco excelente, como Amy Adams, Bradley Cooper, Jennifer Lawrence y Christian Bale. Ha obtenido importantes nominaciones a los premios más destacados de la industria. Y uno de los momentos más populares de esta producción fue el beso entre Adams y Lawrence, que tampoco estaba escrito en el libreto. La escena en donde están discutiendo y terminan en un beso fue charlada por ellas anteriormente, logrando sorprender al director y parte de su equipo, porque no tenían idea de lo que iba a suceder. La risa de Jennifer, que podemos ver luego de esto, también fue espontánea.

Al Filo del Mañana

Otra de las cintas en las que estuvo Tom Cruise, pero esta vez, con Emily Blunt. Dentro del guion había un beso, pero no sabían en qué momento hacerlo. Lo intentaron en varias ocasiones y no funcionaba, por lo que decidieron eliminarlo del libreto. Pero finalmente, se dio. La actriz encontró la oportunidad y llevó a cabo lo que el equipo quería pero no lograba concretar, sorprendiendo a su compañero de elenco y a todos los que se encontraban presentes en el set. Claramente, quedó muy bien, totalmente espontáneo, y lo pusieron en el corte final.

Stranger Things

La serie del momento, de la que todo el mundo habla. Afortunadamente, lo que vemos en la pantalla es muy similar a lo que sucede detrás de ella: el reparto se lleva extremadamente bien y tienen la confianza suficiente para realizar escenas de todo tipo, como un beso improvisado. Los hermanos Duffer le sugirieron a la intérprete de Max que besara a quien encarna a Lucas, su novio en la ficción. Lo más destacable de todo esto es que no estamos hablando de adultos, sino de adolescentes. Su nerviosismo no le jugó en contra y la alentó a hacerlo, logrando un momento cálido y bastante natural.

Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 2

La saga en la que Jennifer Lawrence da vida a Katniss, logró alcanzar la popularidad hace un par de años, convirtiéndose en una de las favoritas de los adolescentes. Los personajes principales fueron de los más queridos en esta historia, pero en este caso, quienes sorprendieron fueron los papeles secundarios. El beso entre Effie y Haymitch fue totalmente improvisado por el actor, dejando boquiabiertos a todo el equipo detrás de cámaras. El intérprete creyó que era el mejor momento para hacerlo y para cerrar la conexión entre sus personajes. También reveló en una entrevista para Entertainment Weekly que le gustaba su compañera.

The Office

La popular ficción de los 2000 nos trajo momentos en donde largamos carcajadas, pero también otros en los que suspiramos del amor. La escena improvisada tuvo un poco de estas dos cosas, pero ha tirado más para el lado de la gracia. Estamos hablando del momento en el que Michael Scott descubre que uno de los trabajadores de la oficina es gay e intenta besarlo delante de todos sus compañeros. En el guion, estaba escrito que debía abrazarlo solamente, pero él creyó oportuno intentar hacer esto y ver qué generaba, tanto en su equipo como en los espectadores. Una escena imposible de olvidar.