Famosos que seguramente no sabías que tenían enfermedades mentales

Las celebridades son personas comunes y corrientes, tal como nosotros. Sienten, pasan por situaciones traumáticas, tienen problemas genéticos, entre muchas otras cosas que puede presentar cualquier individuo que no esté relacionado con la fama. Hay artistas que también luchan internamente consigo mismos, que están medicados y que presentan este tipo de complicaciones en sus vidas. Si bien todo lo que vemos en la pantalla parece ser perfecto, la realidad es que detrás de ella, nos damos cuenta que no es tan así. Es por eso que hoy te traemos una lista con figuras populares que pertenecen al ámbito cinematográfico y poseen enfermedades mentales.

Hugh Laurie

El actor de 61 años, muy famoso por haber protagonizado “Dr. House”, actualmente sigue batallando tras haber sido diagnosticado con depresión en 2007. Lo ha confesado él mismo para Sydney Daily Telegraph, en una entrevista donde expresó cómo se sentía: “Cada escena que rodamos, siento que es un desastre. Siento como si fuera verdad. Vuelvo a casa y mi cabeza está llena de los errores que he cometido a lo largo del día”. Entre sus episodios más fuertes se encuentran los pensamientos suicidas.

Megan Fox

La actriz y modelo que saltó a la fama gracias a numerosas cintas, entre ellas la de “Transformers”, sufre de esquizofrenia. En 2009 confesó que sufría brotes de este trastorno mental. Ha contado que, debido a esto, ha tenido alucinaciones auditivas, paranoias y disfunción social. Además, ha confesado a la prensa que Marilyn Monroe es un ícono para ella y que puede acabar como la difunta artista “porque constantemente lucho con la idea de que creo que soy retrasada y tengo esquizofrenia”.

Demi Lovato

La ex estrella de Disney de 27 años, que brilló en “Camp Rock” junto a los Jonas Brothers, padece de trastorno bipolar. Fue diagnosticada en 2011, luego de haber acudido a un tratamiento de recuperación por consumo de sustancias ilícitas, trastornos alimenticios y episodios de autolesión. Ha contado en entrevistas que está harta de que la etiqueten como tal y que no vean otras cosas más importantes de su vida. “Es algo que tengo, no es algo que soy”, dijo la artista, poniendo punto final a la situación.

Justin Timberlake

El cantante y protagonista de películas como “In Time”, “The Social Network” y “Amigos con Beneficios” ha contado que padece Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) y déficit de atención (TDAH). Tiene una obsesión con el orden, problema que lo lleva a presentar pensamientos repetitivos y molestos sobre algo que tiene que hacer sí o sí, en el momento. Y ese intento de perfección extremista hace que su rutina se complique, llegando al punto de que le genere una gran incomodidad. “A veces es algo positivo y a veces, algo negativo”, dijo. Afortunadamente, desde que fue diagnosticado que se encuentra en tratamiento y el artista lo ha llevado bastante bien.

Uma Thurman

La actriz ha contado que tiene problemas con su cuerpo desde que tiene memoria. A sus trece años fue diagnosticada con trastorno dismórfico corporal, donde hace que una persona se vea a sí misma de una manera totalmente diferente a como es en realidad. La preocupación por su aspecto físico y la altura fue algo que siempre se le presentó en su vida. Y sumémosle a todo esto la presión de la prensa y el público, que siempre está atento a cada paso que da la intérprete, para admirarla o criticarla. La fama, en estos casos, juega mucho en contra.

Daniel Radcliffe

El protagonista de “Harry Potter” ha confesado en una entrevista que padece de leve dispraxia, esto le dificulta hacer algunas tareas cotidianas. Es un problema psicomotriz, el cual no deja que realice algunos movimientos corporales como atarse los cordones o escribir. “A mí nunca me detuvo y, algunas de las personas más inteligentes que conozco, tienen discapacidades de aprendizaje. El hecho de que algunas cosas nos resulten más difíciles sólo hace que seas más determinado, que te esfuerces más y que seas más imaginativo para encontrar soluciones a problemas”, fueron las palabras del actor al respecto.

Jennifer Lawrence

Una de las actrices más queridas en el mundo de Hollywood, quien tuvo déficit de atención e hiperactividad. “Mi apodo era Nitro, como la nitroglicerina”, contó la intérprete a la revista Madame Figaro, porque había iniciado un tratamiento que incluía este medicamento. “Cuando mi madre me hablaba de mi infancia, siempre me dijo que era como una luz en mí, una chispa que me inspiró constantemente. Cuando entré a la escuela, la luz se apagó. Creo que no me sentía inteligente, porque yo no era una buena estudiante. Fui a ver a un psiquiatra, pero nada funcionó”, siguió declarando. Luego, su familia se enteró de lo que realmente tenía.

Jim Carrey

El ícono en el género de la comedia, del cual te contamos sus curiosidades, ha luchado constantemente contra la depresión y bipolaridad. “Cuando viene algún episodio, ya no se queda mucho tiempo, ya no me ahoga más”, fueron las palabras que mencionó en 2017, dándonos a entender que, afortunadamente, está ganando la batalla.

Winona Ryder

En 2001, la intérprete protagonizó un caso escandaloso, en donde se la encontró robando en una tienda de Beverly Hills. Este hecho icónico acabó con su carrera por un momento, ya que fue arrestada. Pero la razón de esto es que no pudo controlarse, ya que fue un impulso por tocar lo ajeno. A esto, se le llama cleptomanía. Fue diagnosticada con este trastorno del robo compulsivo de cosas, sumado a que posee ataques de ansiedad en algunas ocasiones.

Kirsten Dunst

La actriz que obtuvo popularidad con “Spider-Man” y otras numerosas películas, ha informado a la prensa que tuvo que ser ingresada a rehabilitación en 2008, para tratar un cuadro depresivo. Y es que fue famosa de muy joven, hecho que años después la llevó a caer en un problema psicológico, pero que pudo superar. Ha confesado que todo se ha debido a la presión en la industria cinematográfica.