Finaliza el juicio de Johnny Depp, con Amber Heard considerada mitómana

Parece ser que los abogados del ex Jack Sparrow encontraron la carta esencial para concluir el caso.

Johnny Depp y Amber Heard

La polémica de la ex pareja, que involucra la difamación de un tabloide británico (motivo por el cual ambos debieron encontrarse en la corte), vio su fin el pasado martes. La defensa del actor alegó que ella es una “mentirosa compulsiva”, motivo que amerita que cualquier argumento que haya salido de su boca, sea puesto en duda como falso testimonio, lo que deriva en el error de The Sun y la victoria del icono de “Piratas del Caribe”. Recordemos que la demanda inició en abril de 2018, contra News Group Newspapers -editora del medio- y el ejecutivo a cargo, Dan Wootton, por publicar que era un “marido golpeador”.

La conclusión sucedió con las últimas palabras de David Sherborne: “Son inventos de malicia no planificados. Ella es una testigo completamente poco fiable y francamente una mentirosa compulsiva, y no digo esto con ligereza. Esta denuncia es capaz de destruir una reputación y poner fin a una carrera. Él nunca ha golpeado a una mujer en toda su vida. Punto. Se acabó”. Ante aquel discurso, el juez Andrew Nicol considerará el veredicto, que aseguran será el fallo.

Esto se debe a que, si es real la condición de Heard (testigo principal de la defensa y vocera inicial del argumento emitido dos años atrás), ella no solo no está capacitada para continuar participando del juicio, sino, que se probaría que la publicación fue, efectivamente, una difamación (información negativa que se dice en público o se escribe de una persona en contra de su buen nombre, fama u honor, especialmente cuando es falsa). La única opción que le queda al tabloide es intentar convencer a la entidad suprema del Tribunal que sus argumentos continúan siendo veraces, por encima de los comentarios de la intérprete. Para ello, cuentan con el apoyo de Sasha Wass: “Él abusó regular y sistemáticamente de su esposa”, justifica.

Es importante tener en cuenta que, la relación que hubo entre ellos es fundamental, pero no es lo central de la demanda. No se cuestiona si ganará ella o él, pero sí son requeridos sus alegatos: Heard asegura que su ex posee un lado malvado al que llama “El Monstruo” y hace su aparición cuando consume alcohol y drogas. Promete que tuvo que sufrir 14 incidentes separados en los que el artista la golpeó, abofeteó, empujó y le arrojó objetos “como granadas”. Sus fotos con los ojos morados, marcas en la cara y una lesión en el cuero cabelludo existen y son la evidencia de la violencia. Por su parte, Depp calificó las denuncias como engaños. Según dice, él fue realmente la víctima de maltratos. Comenta que le pegaba y cortaba. Lo único que no negó, es haberle dado un cabezazo durante una disputa, pero jura que lo hizo accidentalmente mientras trataba de que ella parara de golpearlo, acción que ella tampoco desmintió, pero que sucedió en marzo de 2015, para que Johnny no atacara a su hermana.

Te invitamos a leer el comunicado oficial que lanzó la actriz de “Aquaman” al llegar a Londres: “Viajé aquí, al Reino Unido, para declarar como testigo en la corte. Después de obtener una orden de restricción en 2016 y finalizar mi divorcio, solo quería seguir adelante con mi vida. No presenté esta demanda, y a pesar de su importancia, hubiera preferido no estar aquí. Ha sido increíblemente doloroso revivir la ruptura de mi relación, que mi verdad sea cuestionada y que los detalles más traumáticos de mi relación hayan sido compartidos y divulgados por todo el mundo. Mantengo mi testimonio y ahora pongo mi fe en la justicia británica. Aunque no impuse esto, soy consciente de sus grandes recursos, y me alegrará ver que esos serán dirigidos hacia temas más importantes que han sido retrasados por la pandemia de Covid-19”, publicó.

Para desgracia del artista multifacético, aunque gane la demanda, su carrera ya se vio totalmente perjudicada incluso desde antes. Exhibió en el estrado que perdió 650 millones de dólares y terminó con 100 millones en deudas, luego de que sus asesores financieros dejaran de pagar sus impuestos por 17 años. También comentó que, uno de sus mayores gastos, consistió en enviar las cenizas de su héroe literario, el periodista Hunter S. Thompson, al espacio (por un valor de cinco millones de dólares), y que los estragos a una casa alquilada en Australia le dejó unos 100.000 dólares en daños, tras una disputa con su ex mujer. A su vez, el penthouse de la pareja en Los Ángeles tampoco se queda atrás en gastos por destrozos sucedidos durante peleas.

¿Es este el fin? Para nada. De hecho, Mark Stephens, un abogado de medios, expuso de una manera irreparable a Depp. A pesar de que se demuestre que no es un violento, estas palabras quedarán plasmadas en su vida: “Es casi inconcebible que una persona racional haya llevado este caso a la corte. Ahora, sé que mucha gente dice que se trata de reivindicación. Se trata de demostrar que él no es un marido golpeador. Pero aquí es muchísimo lo que está en juego para todos. Y a cierto nivel, el barro se adhiere. Si él pierde ahora, en Londres, es casi seguro que pierda en Estados Unidos. Así que esto, en cierto modo, es un ensayo general para lo que sigue”, explicó, refiriéndose a la demanda contra Heard por 50 millones de dólares en Virginia (por un artículo publicado en el Washington Post sobre violencia doméstica), previsto para llevar a juicio el próximo año.

¿Podrá Jack Sparrow liberarse y escapar de su pasado, así como también de su futuro?