“Forrest Gump”: así de malo era el elenco original

Tom Hanks ganó su segundo Óscar gracias a que este actor decidió no continuar con su papel.

John Travolta y Forrest Gump

¿Te imaginás al icónico personaje con la cara de alguien más? Sabemos que es casi imposible, pero lo que se ve en pantalla casi nunca coincide con el primer plan. A pesar de que el adorado intérprete ya había logrado una sólida carrera (gracias a “Big”, “Sleepless in Seattle” y “Filadelfia”), inicialmente se tuvo en consideración a la estrella que se destacó por sus pasos de baile en “Saturday Night Fever” y “Grease” durante la década de 1970. Hasta que la imagen de Gump tomó forma y su perfil dejó de coincidir.

Al ser tres años mayor y no presentar el aire de inocencia que el artista finalmente seleccionado pudo otorgarle a Forrest, John no siguió siendo visto como la mejor opción. De todas formas, si bien su siguiente trabajo no lo llevó hasta la estatuilla de la Academia, en 1995 además de estrenarse el film de Robert Zemeckis, llegó a los cines “Pulp Fiction”, cinta que significó la revitalización de su carrera y que, en la actualidad, es considerada la mejor película de su director, Quentin Tarantino. No tenemos dudas de que Travolta también hubiese podido correr por todo Estados Unidos, pero indudablemente, ese papel le pertenece a Hanks de la misma manera que Vincent Vegas fue perfecto para él.

Por otro lado (como bien informa ScreenRant), aquel año hubo una interesante conexión entre los éxitos de la gran pantalla: curiosamente, el actor de “Face/Off” perdió el Óscar por la interpretación de Hanks. A su vez, su compañero nominado (Tim Robbins) tampoco fue la elección inicial para su papel en “The Shawshank Redemption”, dado que la vida de Andy Dufresne se le ofreció por primera vez a… Tom. Por gracia del destino, sus elecciones conllevaron a que las tres obras que encabezaron la categoría de Mejor Película de 1994 se convirtieran en clásicos que nadie cambiaría.