“Friends”: Jennifer Aniston y David Schwimmer confiesan que se enamoraron durante el rodaje de la serie

¿La relación de Rachel y Ross traspasó la pantalla?

Jennifer Aniston y David Schwimmer

El regreso del elenco al Stage 24 de Warner Bros. consta de casi 2 horas de material… suficientes para sorprender a más de un fanático. Desde su estreno en 1994, y especialmente hasta el día de la fecha, la sitcom estadounidense acompañó la vida de millones de personas. Con divertidas aventuras y situaciones compartidas, los seguidores soñaron con tener su propio equipo neoyorquino. Sin embargo, parece ser que el grupo de amigos tuvo ciertos romances que escaparon de la amistad.

En vísperas del lanzamiento de “Friends: The Reunion”, se suscitaron viejas anécdotas de aquellos días de risas en el set de grabación. Entre otros, una fantasía que muchos imaginaron, pero pocos creyeron posible: Jen y David tuvieron una gran atracción. A pesar de que los intérpretes dudaron de hacer la confesión o no, el director Ben Wilson no tuvo que insistir mucho para convencerlos. Durante una entrevista en el show de James Corden, Schwimmer finalmente reveló que “en la primera temporada tuve un «crush» muy fuerte por Jen”. ¿Quién no? A diferencia del resto de los mortales, el actor fue correspondido.

Según explican, el principal motivo por el que no sobrepasaron el límite de la adoración para estar juntos fue porque, en todos los roces que tuvieron, ambos se encontraban comprometidos con sus respectivas parejas del momento (sí, hablamos de Brad Pitt). Sin embargo, eso no detuvo el evidente amor platónico. En sus declaraciones, Aniston recuerda que le dijo a su compañero que “sería un fastidio si la primera vez que vos y yo nos besamos fuera en televisión”. Definitivamente, la estrella no se molestaba en ocultar sus sentimientos… que ahora harán que veamos la famosa escena del primer beso de una forma muy diferente.

Por su parte, Courteney Cox agregó que los detalles sobre la química real que presentaron frente a cámaras era de público conocimiento para todo el equipo, ya que los enamorados dormían juntos en los recesos de filmación. Para ella, que la atracción no se concretará fue lo mejor porque “si hubiera salido mal, probablemente no hubieran sido tan geniales el resto de las temporadas”. Los involucrados estuvieron de acuerdo en que “pudieron canalizar su amor por el otro a través de Rachel y Ross”.