Gary Oldman recibió una demanda por “Darkest Hour”

Hace tres años ganó un Óscar por su interpretación en dicho film, más ahora, lo que ayer fue un símbolo de alegría y reconocimiento, hoy significa para él un encuentro con la justicia.

Gary Oldman “Darkest Hour”

En 2017, el actor volvió a ser tendencia en la industria cuando impresionó al público con su papel del primer ministro del Reino Unido, Winston Churchill, en la cinta de Joe Wright. Para poder protagonizar esta historia, debió pasar por un impresionante y costoso proceso de transformación, que valió cada hora de preparación tras la aclamación que logró el film. Pero parece ser que ese emocionante recuerdo podría convertirse en un hito agridulce en su vida, puesto que lo que inició en aquel entonces continuará en la corte.

Según informó Variety, Ben Kaplan, profesor y redactor de varias series de History Channel, presentó una demanda en el Tribunal Superior de Los Ángeles el viernes pasado. Él escribió su propio guion sobre el personaje de Oldman, que supuestamente este último firmó para eventualmente abandonarlo en marzo de 2015. Hecho que, por sí solo, no es digno de acusación, si no fuese por el comunicado donde argumenta que ciertas escenas y elementos de la película fueron tomados de su trabajo. Además, la acusación también señala que su relato original lo comenzó a escribir en 1999 y se registró en el Writers Guild of America en 2002, e incluye (entre otros momentos recordados del largometraje) la característica ahistórica de Churchill con la idea de que la armada civil británica ayudara a evacuar Dunkerque durante la Segunda Guerra Mundial: “Lucharemos en las playas”.

Se estarán preguntando, ¿por qué atacan al actor si su rol no debería abarcar las ideas tomadas? Según explican, debido a su participación previa en el proyecto de Kaplan, tanto el artista como su equipo tenían acceso a tres versiones de los escritos del acusador. Por otro lado, la demanda alega que también ha habido una “denominación de origen falsa” bajo la ley federal de marcas registradas, como “incumplimiento de contrato implícito, prácticas comerciales desleales e interferencia con el contrato”. Junto con Gary, el documento legal presentado nombra a su agente junto con NBCUniversal, Working Title y Focus Features. Extrañamente, el autor de “Darkest Hour”, Anthony McCarten, no se menciona.

A menudo, este tipo de situaciones no funcionan para quienes las presentan, ya que es difícil demostrar que una idea inspiró a la otra. Sin embargo, si el escritor ha estado trabajando en su obra durante más de dos décadas y tiene documentación de que Oldman estuvo involucrado en él, eso puede darle una ventaja en caso de que éste avance a través del sistema legal. Continuá al tanto de FORUCINEMA para enterarte cómo procederá la acusación.