“Gilmore Girls”: los seis mejores momentos amorosos de Rory

¿Cuáles son las más destacadas escenas románticas de la protagonista? Seguí leyendo y enterate.

“Gilmore Girls”

La popular serie de los 2000 ha hecho suspirar a muchos espectadores con situaciones amorosas que ha vivido la más joven de las Gilmore. Dean, Jess, Tristan, Logan… cuatro propuestas interesantes, de las cuales, hemos podido ver al máximo sólo tres. ¿Cuál de ellos ha tenido la mejor escena de amor junto a Rory? He aquí, un top 6 de los mejores momentos románticos que hemos visto a lo largo de toda la serie.

N°6 – La virginidad de Rory

Estamos ante un hecho muy cuestionable. Por un lado, la persona con la que la pierde se comporta muy mal porque, en el momento, está casado. Pero, por el otro… mmm, ¿podemos perdonárselo?

Dean es el primer novio de su adolescencia y con quien compartió numerosos momentos bellos. Pero Dean también es quien posee una toxicidad que para nada es bien vista, además de que está siendo infiel ese preciso instante. A pesar de todo eso, amamos el momento en que Rory pierde su virginidad con su primer amor. ¿El problema? Como mencionamos antes, él está casado.

Pero como nos gusta el drama y las cosas complicadas, además de que es uno de los momentos más importantes en la vida de la joven Gilmore, ponemos esta escena dentro de las mejores (aunque, en el último lugar).

N°5 – La maratón de baile

No podemos negar que la dupla Jess-Rory se ha llevado toda la atención en este episodio. El maratón anual de 24 horas, en el cual deben mantenerse de pie durante todo el evento, ha sido uno de los mejores momentos si de romance hablamos.

La tensión amorosa entre ambos personajes llega a tal punto que ya no se puede esconder. Y hasta el propio Dean se da cuenta de la situación, por ende, toma la decisión de terminar con Rory porque se da cuenta de que ya no está enamorada de él.

N°4 – El carrito de café

Logan ha sido otra de las propuestas amorosas de Rory del agrado del público. Al punto que ha logrado aparecer en el revival y posicionarse como el indicado para ella. Aunque… (alerta, spoilers) no termina con ella y la habría dejado embarazada.

Este novio ha aparecido a lo largo de las últimas temporadas, en la etapa adulta de la protagonista, cuando ingresa a la universidad (y por quien la abandona). Luego de muchas idas y vueltas, drama y rompimientos, Logan se da cuenta que no puede estar sin ella. Le obsequia varias cosas -como el inolvidable cohete-, pero nada se puede comparar a cuando le envía un carrito de café por todo un día para que tenga esta bebida cada vez que quiera (recordemos que las Gilmore tienen una adicción al café).

N°3 – El primer beso con Jess

¿Es acaso la mejor propuesta para Rory? La respuesta es un sí rotundo. El personaje de Milo Ventimiglia se robó muchos suspiros de los fanáticos, y ha logrado una química que con los demás novios de la protagonista no ha sucedido.

Luego de tantas idas y vueltas, de mucha tensión amorosa entre ambos, finalmente cierran la segunda temporada con un espontáneo beso que Rory le da a Jess… aunque, sigue de novia con Dean.

N°2 – El primer beso

No podemos negar que es una de las escenas más hermosas que hemos visto en esta historia. Te guste o no Dean, al principio es un novio agradable y se merece tener esa experiencia con él. ¿Lo mejor de todo esto? El momento en que le agradece por el beso y sale corriendo de la tienda de Taylor con una caja de almidón de maíz.

Hay un guiño muy interesante sobre esto en el revival estrenado en 2016, cuando Rory se encuentra en la misma tienda con Dean y bromea sobre el bochornoso momento que había pasado. A lo que él le responde “Págalo tú esta vez”, haciendo referencia al delito que cometió sin querer.

Sin dudas, un momento único en la vida de la protagonista. Espontáneo, divertido y totalmente romántico. 10 de 10.

N°1 – Declaración de amor

El momento en el que Rory rompe el corazón de Dean al cumplir los tres meses de noviazgo es algo que nunca se lo perdonaremos a la protagonista. En esa fecha tan importante para la pareja, él le muestra su regalo: un auto. Pero no cualquier auto, sino uno que está siendo construido con sus propias manos. Emocionada por el obsequio, ambos se suben al auto. Minutos después, le confiesa que la ama. Ella, inexperta en el amor y completamente asustada, no le devuelve una respuesta. Debido a esto, terminan.

Luego de mucho drama, Dean la busca en Chilton (la escuela privada en donde Rory asiste). En la puerta, junto a ella, aparece Tristan muy cerca y sosteniéndole sus libros. Enojado por la situación, Dean atina a irse, pero Rory lo detiene con un “¡Te amo, idiota!”.

Y de fondo, un Tristan enojado al ver el beso luego de esas palabras… ¿Hay mejor momento que este?

¿Cuál es tu escena de romance preferida?

Etiquetas: