Grandes series que ya nadie recuerda

En el mundo del entretenimiento, donde cada año salen miles de obras (una tras otra), las ficciones de televisión tienden a convertirse en productos con fecha de caducidad que poseen un público acostumbrado a mantener su interés efímero. Por ello, suele ser muy complicado cumplir con el objetivo soñado de los creadores: realizar algo que sea recordado con el pasar de los años. Hoy les traemos una lista de títulos que consideramos deberían ser valorados en la actualidad, aún más en tiempos de pandemia donde una buena historia puede aliviar el intolerable encierro.

“Mad Men” (2007)

Durante los años 60 en una agencia de publicidad ubicada en New York, Don Draper hará lo necesario para mantenerse en la cima de todos los grupos, aún cuando la presión del trabajo supere todos sus límites.

Estrenada hace más de 10 años, esta serie cuenta con un elenco de variados artistas que, en la actualidad, son caras conocidas, pero en aquel entonces sus carreras recién iniciaban -como es el caso de Elisabeth Moss y Kiernan Shipka-. Y si bien ese es un dato interesante a destacar, lo que hace realmente espectacular a esta ficción es su guion. Desde el primer hasta el último episodio, el relato mantiene un ritmo exquisito, con una construcción de escena que puede utilizarse como una masterclass para estudiantes de producción. El desarrollo de personajes, lo interesante de su premisa, la dirección de arte y los detalles sumamente cuidados convierten a esta obra en una de las mejores series de la historia, que sería un insulto dejar que quede en el olvido.

“Dexter” (2006)

Durante el día, Dexter Morgan es un hombre carismático y adorable que posee una exitosa carrera como forense en Miami, gracias a su increíble talento para investigar crímenes. Pero lo que realmente lo hace feliz es su vida nocturna, donde es libre de disfrutar de su oscuro secreto.

Protagonizada por Michael C. Hall, quien también se encuentra en el pozo del olvido, esta serie nos presenta un formato donde, en cada temporada, el protagonista debe enfrentarse a un villano distinto hasta resolver el caso. Esto hace que el espectador quede totalmente atrapado a la pantalla, logrando una necesidad y un interés, pocas veces vistos en televisión. Además de ello, lo que hace interesante a esta obra es el atentado hacia la moral de quien la vea, porque Dexter es el villano, pero también el héroe. 

A pesar de que la historia y los personajes se terminen desvirtuando llegando a su conclusión, y que posea uno de los peores finales, subjetiva y objetivamente hablando, no deja de tener temporadas excelentes y momentos icónicos que probablemente queden en la memoria de su público por un largo tiempo. Recomendamos ver, con el aviso de que pueden llegar a obsesionarse con la vida del Dr. Morgan.

“Gilmore Girls” (2000)

Lorelai Gilmore y su hija, Lorelai “Rory” Leigh Gilmore, viven todos los dramas que puedan caber en la pequeña ciudad de Stars Hollow, Connecticut.

Esta serie tiene como atractivo la simplicidad de su contenido, abarcando temas como la familia, amistad, dificultades escolares y diferencias de clases sociales. Con una estética adorable y hogareña, presenta lo interesante y dramática que puede llegar a ser la vida cotidiana, incluso en un alejado lugar del mundo. Protagonizada por Alexis Bledel y Lauren Graham, el camino que realiza el espectador junto con los personajes, hace que valga la pena conocer esta historia. Aviso, te vas a encariñar con ellos como si fueran de tu familia.

“Hannibal” (2013)

Will Graham llevaba una vida tranquila como criminólogo de la ciudad, hasta que se presentan en su vida una serie de casos excepcionales difíciles de solucionar. Para ello, llama al Dr. Hannibal Lecter con el objetivo de que lo ayude a detener a aquellos asesinos en serie.

Si alguna vez escuchaste hablar de la famosa película “The Silence of the Lambs”, entonces no es necesario avisarte que debes tener estómago para conocer esta historia. Pero si lográs aguantar, te juramos que vale la pena. Esta serie de terror psicológico presenta lo que muchos intentaron realizar y pocos lograron llevarlo a cabo con la calidad necesaria: el camino del villano. Hannibal es el protagonista y antagonista al mismo tiempo. El espectador termina recibiendo un ataque directo a la moral, porque sigue los pasos de un asesino psicópata que no deja de ser el personaje principal, con quien debe encariñarse. Es sumamente interesante meterse en la cabeza de un enfermo mental. La forma en la que se desarrolla el personaje de Lecter es excelente, y Graham tampoco se queda atrás. La relación que se forma entre ambos es algo digno de admirar y analizar. Además de ello, la obra cuenta con una dirección de arte y fotografía superiores, logrando escenas de estética impecables, que combinan lo elegante con lo macabro. También, vale destacar el detalle de que solo tiene tres temporadas. Sin dudas, una historia que mantiene su nivel de inicio a fin y que no deben dejar de ver (si logran tolerar su contenido).

“Gossip Girl” (2007)

En Manhattan, la vida de un grupo de adolescentes de clase alta, es constantemente expuesta por una página de Internet que comparte anónimamente sus escándalos y secretos más profundos, creando drama y polémica.

No podíamos hacer una lista de grandes series de años pasados sin incluir lo que significó esta historia para un cierto nicho dentro del público. Pasando de un género a otro, “Gossip Girl” trajo consigo una premisa nunca antes explotada de aquella manera, sobre los dramas de jóvenes en pleno crecimiento. Aunque sin duda, más allá de lo interesante de su historia, lo que logró que se convierta en un producto tan famoso fueron sus personajes y cómo se mostraba el estilo de vida elitista que llevaban los mismos. Ni hablar de los fanáticos de la industria de la moda, quienes gozaron cada episodio como si fuese una revista. Incluso, a pesar de que el relato pierda calidad llegando a sus temporadas finales, no podemos dejar de recomendarte esta master piece para jóvenes que vivieron el emocionante misterio de quién es GG hasta el último segundo.

“Glee” (2009)

Un grupo de adolescentes, oprimidos por la sociedad, forma un club musical en la secundaria McKinley liderado por un optimista profesor, con el objetivo de ganar una competencia y llegar a la gloria nuevamente. 

Sin dudas, una obra que marcó un paradigma inigualable en la vida de millones de jóvenes. Creada por Ryan Murphy, Ian Brennan y Brad Falchuk, esta ficción -ganadora de numerosos premios- no solo presenta un producto necesario, sino que la forma en la cual decidieron abordarla fue la correcta. De cualquier otra manera, lo más probable es que no hubiese tenido éxito. Los mejores temas musicales de la historia, representados de la mejor forma: combinado con comedia, como así también con personajes que lograron representar y abarcar a casi todos los sectores oprimidos de la sociedad. Porque incluso, a pesar de mantenerse en esos géneros, “Glee” presenta momentos de profundo drama que lograron conmover a generaciones enteras. Sin mencionar lo sucedido con Cory Monteith. Una serie imperdible de disfrutar, que propone una carta de amor hacia los artistas y a aquellos que muchos consideran inferiores.

Etiquetas: