Heath Ledger planeó “Gambito de Dama” durante sus últimos meses de vida

El difunto actor estaba dentro del proyecto de uno de los recientes éxitos de Netflix.

heath ledger

Una de las producciones que se estrenó hace poco es esta miniserie, la cual está protagonizada por Anya Taylor-Joy y trata sobre una huérfana que es una adicta al juego del ajedrez. Se encuentra dirigida por Scott Frank y escrita por Allan Scott. Y, si bien salió a la luz recién ahora, la realidad es que el creador viene planeando esto desde hace tiempo y, en un principio, iba a ser muy diferente.

Durante una entrevista de 2008 para The Independent, el guionista confesaba que esta producción iba a contar con el debut de Heath Ledger en la dirección. Pero, desafortunadamente, el 22 de enero de 2008 el actor falleció y se paró el proyecto. Además de ser el director, iba a protagonizarla junto a Ellen Page. “Heath era apasionado sobre ello. Era un joven intenso, lleno de interés, y me atrajo en seguida. Hablamos y hablamos por teléfono, y finalmente pudimos quedar para discutirlo a finales del año pasado”, dijo Frank en marzo de 2008.

Scott compró los derechos de esta historia en 1992 y, desde ese entonces, comenzó con el proyecto. Escribió su primer borrador, el cual iba a ser dirigido por Michael Apted y luego, por Bernardo Bertolucci. Finalmente, luego de varias idas y vueltas, llegó a manos de Heath Ledger. Trabajaron en la visión del intérprete y llegaron a una versión que les convenció a ambos, así que decidieron enviárselo a Ellen Page. Frank contó que “Heath estaba lleno de ideas para el resto del reparto, sobre todo, de su lista de amigos. Estábamos planeando hacer la película al final de 2008”.

Quien encarnó al Joker estaba tan metido en el tema que le enviaba ideas al guionista por mail y durante la madrugada. Realmente le interesaba la historia, y no sólo eso, sino también cómo iba a ser el soundtrack, ya que le enviaba listas de canciones que tenían que aparecer en la cinta. El guion era de 109 páginas y trataba sobre un genio que tenía problemas para vivir en el mundo por culpa de su gran capacidad intelectual.

“En un nivel personal, estoy increíblemente triste. Siempre es triste perder un amigo”, fueron las palabras del guionista tras la muerte del actor. “Pero además, el mundo del cine ha perdido un talento real. Creo que habría sido un director extraordinario”, concluyó.