“House of the Dragon”: a diferencia de “Game of Thrones”, el spin-off no mostrará violencia contra las mujeres

Tras las quejas, los encargados del nuevo programa confirmaron que no incluirán ciertas escenas que se hicieron habituales en el programa de HBO.

Sansa Stark Game of Thrones

Desde su estreno en 2011, la serie basada en la saga que George R.R. Martin inició en 1996, se destacó por numerosas cualidades. Además de mantener una calidad superior (hasta la sexta temporada, en cuanto a desarrollo de la historia y producción audiovisual) y sorprender en cada final con la muerte de un personaje principal, se diferenció de su competencia por presentar situaciones explícitas que pocos títulos populares se animaron a igualar. Violaciones, mutilaciones, incesto y los más horribles asesinatos: GOT no le temía a nada. Si bien para algunos fue un punto a favor, a otros tantos les pareció algo innecesario de mostrar. En particular, actrices del elenco (como Carice van Houten) se manifestaron en desacuerdo por sus secuencias de desnudos y maltrato. Por eso, la precuela que llegará en 2022 decidió omitir aquellos momentos que puedan perjudicar a sus estrellas o al público femenino.

Protagonizada por Olivia Cooke, Rhys Ifans, Paddy Considine, Emma D’Arcy, Matt Smith, Sonoya Mizuno, Steve Toussaint, Rhys Ifans y Eve Best, esta historia se remontará cientos de años atrás para exhibir la era de gloria de la Casa Targaryen y su avance por el dominio de Westeros. Aunque aún no hay una sinopsis oficial ni fecha de estreno, la primera mencionada (que dará vida a Alicent Hightower, la mujer más atractiva del reino) adelantó en una entrevista con The Telegraph que evitarán retratar dichas imágenes.

“No me sentiría cómoda siendo parte de algo que tenga violencia gráfica atroz hacia las mujeres sin ningún motivo, solo porque quieren que sea tentador de una manera que atraiga a los espectadores. Lo de Daenerys me pareció bien, porque lo esperaba, pero es duro… estoy un poco nerviosa con esto porque nunca puedes complacer a todo el mundo, así que tengo que procurar no escuchar comentarios”.

Olivia Cooke

A pesar de su inmensurable éxito, “Game of Thrones” fue duramente criticada por abusar de exponer escenas explícitas de forma innecesaria. Un ejemplo de eso, fue cuando la audiencia debió ver sufrir a Sansa luego de casarse con Ramsay Bolton, bajo el argumento de que la violación era parte de su proceso de madurez. En referencia a eso, Cooke aclaró: “Tuve la suerte de leer el guion antes, y cambia mucho respecto a las primeras temporadas del show original. No creo que estén tan locos como para incluir de nuevo nada de eso”.